¡Cuatro enfermedades que matan!

Si cuando tu mascota se enferma sientes que puede ser algo ligero, ¡ojo! Hay enfermedades que pueden acabar con la vida de tu perro o gato más fácil de lo que crees.

Estas enfermedades son:

En perros

Parvovirus

Este virus afecta el tracto digestivo de los perros  y puede transmitirse entre los perros por heces de un perro contagiado. Por eso, se debe evitar el contacto con perros que estén infectados,

Los síntomas de esta enfermedad son: vómito y  diarrea líquida, abundante y con sangre. Si notas que le perro se queja, ten en cuenta que el dolor abdominal es propio de esta enfermedad.

La solución es realizar una hospitalización inmediata.

Distemper

Cuadro respiratorio que sucede como consecuencia de la bronquitis aguda, que se manifiesta con tos y rinitis.

Síntomas: debilidad, inapetencia,  color verdoso en los ojos. Es una enfermedad que va deteriorando al perro paulatinamente en el que primero se presenta un deterioro general y posteriormente el perro sufre un estado nervioso en el que no podrá mantener el control del cuerpo.

Para prevenir puedes realizar vacunación, mantener al perro en un ambiente limpio y evitar el contacto con perros sanos que pueden no estar vacunados.

El tratamiento consiste en suministrar suero y antibióticos. Sin embargo, pocos perros se salvan de esta enfermedad.

En gatos

Leucemia felina

Esta enfermedad puede ser transmitida, durante le parto, de la gata a sus felinos. Acciones como estornudos, lamidos, peleas o compartir recipiente se convierten en formas de contagio.

Los síntomas de esta enfermedad suelen ser propios de varias enfermedades, por lo que podrías estar confuso con respecto a la enfermedad de tu gato. Sin embargo, ten en cuenta que la infección respiratoria puede convertirse en el mayor síntoma de alarma.

Hasta el momento no existe un tratamiento exitoso que pueda ayudar a los gatos a superar esta enfermedad altamente peligrosa pára el animal.

Ten en cuenta que para prevenir esta enfermedad, la vacunación contra la leucemia es de gran importancia para los mininos que pasan gran parte de su tiempo  en libertad.

VIF  Felino

Es una infección contagiosa entre gatos.

Los síntomas de la enfermedad son: diarrea, infección respiratoria,  anemia y pérdida de peso.

La vacuna para prevenir está disponible. Sin embargo, es el veterinario quien elige si el gato puede ser vacunado o no.

Es importante tener en cuenta que esta enfermedad no es transmisible a los seres humanos, por lo que los dueños pueden permanecer tranquilos.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.