ABC del bebé perruno

Todo lo que debes saber para tener un cachorro saludable.

Cuando llega un cachorro a tu vida, te das cuenta de los muchos beneficios y de la increíble recompensa afectiva que te traerá compartir tus días con él. Pero, al mismo tiempo, te percatas de todas las responsabilidades que tendrás como propietario.

Durante las primeras semanas, las actividades de un cachorro son básicas: comer, mantenerse caliente y desarrollar habilidades sociales. De esto se encarga la madre; pero una vez es separado de ella y llega a tus brazos, la responsabilidad es toda tuya.

Si asumes bien tu tarea, tu cachorro se convertirá en un perro educado y saludable con el que será muy agradable compartir ratos memorables. A continuación, una guía para que sepas cómo cuidar de su salud desde el día cero.

  1. Consigue un buen veterinario

Quizás, el primer sitio que debes visitar con tu cachorro es un consultorio veterinario. Esto no solo te asegurará que esté saludable, libre de enfermedades y de defectos genéticos, sino que también será el paso más acertado hacia una buena rutina de salud. Si no conoces a ninguno, asesórate con las facultades de medicina veterinaria de tu región.

  1. Sácale provecho a la primera cita

Haz una lista de todas las dudas que tengas y toma atenta nota de las recomendaciones que haga el médico. Este es el momento para establecer un plan vacunal, definir opciones para el control de parásitos, programar una alimentación sana y conocer los síntomas básicos de las enfermedades que pueden presentarse durante los primeros meses.

El veterinario será quien decida la fecha de las primeras vacunaciones, teniendo en cuenta varios factores: eventuales picos de enfermedades infecciosas en la región en la que resides, la situación sanitaria en la que vive tu cachorro y su estado actual de salud.

  1. Ofrécele comida de calidad

Como tu cachorro está en pleno crecimiento, debes seleccionar un alimento formulado especialmente para su edad. Recuerda que los cachorros de razas pequeñas y medianas pueden empezar a consumir comida para adultos entre los 9 y 12 meses de nacidos, mientras que las razas grandes lo deben hacer cuando cumplen los dos años.

Alimenta a tu cachorro varias veces al día:

  • 6-12 semanas de edad = 4 comidas diarias
  • 3-6 meses de edad = 3 comidas diarias
  • 6-12 meses de edad = 2 comidas diarias
  1. Presta atención a los síntomas

Los cachorros son más susceptibles a sufrir enfermedades. Si observas alguno de estos síntomas, contacta a tu veterinario:

  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Vómito
  • Dolor abdominal
  • Letargia
  • Diarrea
  • Dificultad de respiración
  • Estornudos o tos frecuente
  • Encías pálidas
  • Descarga nasal
  • Inhabilidad para orinar o defecar
  • Chillidos constantes
  1. En la prevención está la clave

La mayoría de los veterinarios sugieren iniciar la vacunación a las ocho semanas de edad, y la desparasitación un poco antes. No expongas a tu cachorro a otros perros o a ambientes frecuentados por animales hasta que termine su plan vacunal. Este le garantizará un sistema inmune preparado para tener contacto con eventuales enfermedades infecciosas.

  1. No olvides que aún no es un perro adulto

No es recomendable que un bebé perruno en crecimiento baje escaleras o realice esfuerzos físicos como si fuera un adulto, ya que puede poner en riesgo su desarrollo. Hay que darle tiempo.

  1. Todos a jugar

El juego es importantísimo para tu cachorro. Le permite aprender rápidamente normas sociales (con humanos y otros perros), mantener activo su organismo, despertar el instinto exploratorio, liberar el estrés generado por el encierro y quemar el exceso de grasas y carbohidratos adquiridos con la dieta.

  1. Establece una rutina de baño

Enseñarle a tu cachorro dónde debe orinar o defecar es algo prioritario, y un entrenamiento que debe comenzar durante los primeros días en casa. Para esto, seguramente tendrás que armarte de paciencia y constancia. Cuando le llegue el momento de salir al parque, trata de ubicar un sitio poco frecuentado por otros perros para evitarle al máximo el contacto con potenciales enfermedades infecciosas.

  1. La salud mental es importante

Las experiencias marcarán el temperamento y la salud mental de tu cachorro. Por eso, evítale situaciones estresantes o que comprometan su estabilidad emocional. Permítele ir descubriendo el mundo de una manera sana y natural. Una vez lo recomiende el veterinario, deja que se familiarice con perros de todas las edades.

Los cachorros de razas pequeñas y medianas pueden empezar a consumir comida de adultos entre los 9 y 12 meses de edad, mientras que las razas grandes lo deben hacer cuando cumplen dos años.

La mayoría de los veterinarios sugiere iniciar la vacunación a las ocho semanas de edad y la desparasitación un poco antes.

Por Guillermo Rico, Médico veterinario y periodista con Maestría en Ciencias Biológicas. Docente universitario, emprendedor y consultor en temas de perros y gatos.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.