Un Kilo de felicidad

Foto: Faride Osorio. Foto: Faride Osorio. Foto: Faride Osorio

Después de mucho desearlo, el sueño de la reconocida influencer ‘Tuti’ Vargas se hizo realidad: un tierno cachorro yorky ahora es parte de su familia.

Aunque nunca lo imaginó, la diseñadora industrial Daniela Vargas descubrió su vocación en la creación de contenidos digitales sobre estilo de vida, para plataformas como Instagram y YouTube; en otras palabras, tutoriales que invitan a sus seguidores a explorar la belleza que hay en cada uno de ellos, así como de consejos de moda y videos en los que muestra gran parte de su vida matrimonial junto al cantante colombiano Sebastián Yepes, quien también llegó a ella cuando menos lo esperaba.

Son muchas las sorpresas que le ha traído la vida. Pero la última y la que actualmente roba toda su atención es Kilo, un deseo concedido.

Tanto ‘Tuti’ —apodo con el que se le conoce en las redes— como Sebastián, gozan de una época de trabajo duro y recompensado, de logros alcanzados y de proyectos por comenzar; sin embargo, hasta hace un par de meses, al hogar Yepes Vargas le hacía falta algo más. Fue ella quien realmente insistió en traer una dosis de alegría extra a la casa y, tras cientos de suplicas a su esposo, él por fin aceptó. Y es que como buena influencer le enviaba constantemente fotos de perros y le pedía que le diera uno cada vez que veían mascotas en la calle, hasta que su insistencia surtió efecto.

Foto: Faride Osorio

Foto: Faride Osorio.

Llegada inesperada

Antes de que Kilo llegara a ser parte de la familia, aparecieron cientos de ‘peros’ y todos venían del cantante: “Pero, ¿quién lo va a cuidar?”, “pero, ¿cómo vamos a hacer cuando viajemos?”, “pero el espacio es muy pequeño”, y otros cuantos más. Sin embargo, era tal el anhelo de ‘Tuti’ por tener una mascota que, aun siendo consiente de esos pequeños obstáculos, estaba segura de que encontraría alguna solución cuando los tuvieran. Así, poco a poco, la pequeña bola de pelos que le hace honor a su nombre fue abriéndose un espacio en sus vidas.

Todo empezó el fin de semana antes del aniversario de la pareja, cuando ambos planearon ir a un centro comercial en Chía, a las afueras de Bogotá, porque Sebastián tenía ganas de visitar una tienda en especial. En el camino, él mismo le pidió a su esposa que lo acompañara a otro lugar cerca del destino inicial. Se bajaron del carro y se dirigieron hacía uno de los encuentros más emotivos para ‘Tuti’. Kilo, un pequeño yorkshire terrier mini de pocos meses de edad, estaba esperando para conocer a su nueva familia y, como si fuera amor a primera a vista, los tres se conectaron de inmediato.

El nombre lo decidieron ese mismo día. Pensando en que debía ser original y nada convencional, hicieron una lista de opciones entre las que estaban: Limón, Rayo y Kilo, pero fue finalmente este último el que los convenció porque, como ellos mismos lo aseguraron, ‘sería un kilo de ternura, amor, paciencia y enseñanzas’.

Desde ese día en adelante, sus vidas han tenido que ajustarse. Pocas horas de sueño, tolerancia y adaptación son los elementos que los han ayudado a comprender lo que verdaderamente implica esta responsabilidad, pero también lo que significa disfrutar de los beneficios que un perro trae a una familia: amor puro y grande, bondad y cariño. “Él llegó a darnos un aprendizaje, tanto en la vida de cada uno, como en la relación”, advierte Sebastián.

Foto: Faride Osorio

Foto: Faride Osorio.

Todo lo que esperaban y ¡mucho más!

De un tiempo para acá, ‘Tuti’ se apasionó por los yorkies. Ahora que ya tiene uno junto a ella, es justo lo que imaginó y aún más. La popular diseñadora disfruta de su pequeño porque no hace muchos desastres, es obediente y tierno. Incluso, según dice, ella y su esposo comparten ciertas características con su mascota: “Kilo se parece a mí en lo dormilón y desordenado, pero también porque es disciplinado y tierno. A Sebastián se parece en lo amoroso, cariñoso y hambriento”.

Aunque están dedicados completamente al cuidado de su pequeña mascota, esperan que el día en que tengan una casa grande con jardines y espacios más amplios puedan tener más de un perro y de distintas razas. Por ahora, este tierno yorkie tiene el tamaño justo para llenar sus vidas de sorpresas y es el único kilo de más que les representa solo alegrías.

La energía inagotable de Kilo es totalmente aprovechada por Sebastián. Él es quien mantiene sus niveles de hiperactividad al máximo, mientras ‘Tuti’ es la encargada de poner orden, pero con amor.

Texto: Maria Alejandra López

Te invitamos a leer también Listas las redes sociales para encontrar a tu peludo amigo, en caso de extravío.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.