¡No le pongas cascabel a tu gato!

Es muy usual ver a un gato con un cascabel puesto, pero si no sabes por qué no es bueno usarlo, 4 patas te cuenta.

El uso de la pequeña campana en el cuello de los felinos tiene origen en cuentos y leyendas de la Edad Media. Se dice que los humanos usaban los gatos como guardianes, protectores de casas o cazadores de ratones, por eso les ponían cascabeles para que durante las salidas nocturnas pudieran saber dónde se encontraban.

Actualmente, en la época moderna, los gatos se han convertido en parte importante de nuestros hogares y hemos descubierto que tienen la habilidad de posarse en lo más alto de la sala y de esconderse dentro de un clóset o en los lugares más extraños que podamos imaginar. Así que se pensó que poner un cascabel en su cuello nos permitiría saber dónde encontrarlos, a la hora de salir o de rescatarlos de algún lugar.

Con el tiempo, hemos ido descubriendo que los gatos son seres maravillosos e indescifrables, que pueden alterar su comportamiento por cosas externas tales como un ruidito que cuelga en su cuello. No existen reportes científicos que nos indiquen que el constante cascabeleo dañe puntualmente el oído felino, pero hay que tener sentido común y pensar que ese tintineo puede maltratar el canal auditivo y evidenciar una alteración en el comportamiento felino al alterar su sistema nervioso.

El principal motivo para NO ponerle un cascabel a tu gato es el ruido, pues es molesto tanto para ellos como para nosotros. Además, este accesorio está próximo a los oídos y someter a un gato a este estímulo sonoro continuo podría llegar a causarle la perdida de la agudeza auditiva. Esto va en contra de la naturaleza de su especie, teniendo en cuenta que el oído es el órgano de uno de los sentidos más básicos para los gatos y para cualquier especie.

Otro motivo no menos importante y de mucho cuidado es que el cascabel podría afectar el estado de ánimo de nuestro gato. Teniendo en cuenta que ellos siempre buscan tranquilidad y paz, y son sigilosos al actuar. Estas actitudes hacen parte de su comportamiento, el cual no se debe alterar, pues podrían convertir esa alteración en agresividad y no es recomendable.

Es importante que nuestros gatos lleven siempre puesto su collar y su identificación, más aún cuando tienen la posibilidad de salir a la calle. Siempre será mejor tener nuestros gaticos dentro de casa con todos los implementos necesarios para que su vida sea más feliz dentro y no quieran salir.

5 tips para evitar que tu gato haga paseos nocturnos

  • El gatito debe tener una nutrición apropiada para su especie y fisiología, es decir, una alimentación carnívora estricta. Esto disminuirá sus ganas de salir a la caza nocturna.
  • Esterilización a la edad apropiada.
  • Territorios específicos para todas sus actividades tales como alimentación, uso de la caja sanitaria con materiales naturales y orgánicos, un lugar específico para dormir y descansar, y un espacio para jugar y ejercitarse.
  • Durante el día, deben tener espacios de juego y ejercicio para que llegada la noche duerman el tiempo suficiente, aunque los gatos son de naturaleza nocturna y siempre estarán alerta.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.