Seis consejos para correr con tu perro

Si amas correr, pero cuando vas con tu perro te das cuenta que él no se siente a gusto, pon en práctica nuestros tips para que los dos estén felices.

Que corra a la par. Esto no es nada fácil. Sin embargo, puedes lograrlo y la manera de hacerlo es empezar a llevarlo a correr con la correa. Aunque parezca ilógico, lo puedes lograr. Empieza trotando lento.

Prémialo. Cuando empieces a trotar lento y veas que él va a tu ritmo debes premiarlo con trocitos de su snack favorito o consintiéndolo diciéndole: ¡muy bien, así se hace!

Repeticiones. Sabemos que una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica. Lograr que tu perro siga tu ritmo, sabemos que no será nada fácil, por eso te recomendamos que realices el trote lento durante varias semanas. Ya sabes, a penas logre seguir el paso, debes darle una recompensa.

Aumenta el ritmo. Una vez el can haya seguido tu ritmo, debes aumentarlo poco a poco, de esta manera él entenderá que él deberá seguirte.

Descansa y déjalo reposar. No se trata de que corras y corras sin compasión, Por favor piensa en él, está comenzando a correr y si realmente quieres que sea una actividad del agrado de ambos, lo mejor es darle espacios de descanso, porque si lo agotas no querrá repetir la actividad.

Constancia. Si quieres que él aprenda rápido, pero no haces constantemente el trabajo de llevarlo a hacer ejercicio contigo o simplemente lo sacas a correr cada mes, seguro que él no logrará aprender.

Recuerda:

Antes de sacarlo a correr, debes saber qué estado de salud tiene tu animalito. No puedes llevarlo y esperar que siga tu ritmo, si no sabes cómo está su corazón y el resto de órganos.

Ten en cuenta su edad. Un perro que ya está en el límite de la vejez, es decir, de siete años en adelante, no debe ser esforzado.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.