Aprender a comunicarse con ellos es una labor que requiere de paciencia, dedicación y tiempo. Aprender a comunicarse con ellos es una labor que requiere de paciencia, dedicación y tiempo. Foto: 4Patas.com.co

Sin intermitencias

Comunicarse con los gatos no es tarea fácil, pero tampoco imposible. Comprender su naturaleza le evitará a sus dueños muchos dolores de cabeza.

El gato es un animal dominante. Su genética es salvaje y predadora y no sumisa como la de los perros. Por eso, aprender a comunicarse con ellos es una labor que requiere de paciencia, dedicación y tiempo.

Para la etóloga* Liliana Chauta González, estos felinos solo le hacen caso a su entorno, así que regañarlos o reprimirlos para reforzar sus comportamientos no tendrá mayor efecto. En el caso del perro, por ejemplo, el dueño puede hacer reforzamientos positivos para modificar un comportamiento negativo. Es decir, si lo que se quiere es modificar conductas agresivas, se puede lograr con afecto, comida, premios o juegos. Sin embargo, la situación con el gato es diferente. Cuando el humano lo reprende, él no va a saber por qué se le está corrigiendo y puede llegar a tomar represalias.

¿Qué hacer entonces? Chauta recomienda utilizar otras herramientas, como los atomizadores de agua. “Cuando el gato está jugando con una cortina y la está dañando, si uno le dice que no lo haga, se le lanza, puede atacar al humano y a los pocos minutos va a estar jugando en la cortina otra vez. Por lo tanto, eso no es un correctivo firme ni punitivo. Lo ideal en este caso es que le salga agua de algún lado, que el dueño se la arroje sin que el gato lo vea, para que parezca que es el espacio que lo está reprimiendo y él sienta que no debe volver a hacerlo”, explica.

Juntos, pero no revueltos
Todos los animales domésticos crean un fuerte vínculo emocional con los humanos. En el caso del gato, así como el perro, también ve a su amo como líder. La diferencia es que los primeros son más independientes y amantes de la calle, pero no por eso desprendidos. Sufren de ansiedad por separación, sienten cariño hacia sus dueños, los cuidan e incluso algunos duermen con ellos.

Además, la energía de los felinos es más baja. En el día están menos activos que en la noche, eso explica por qué, mientras un perro expresa su alegría moviendo la cola y todo el cuerpo, el gato lo que hace es restregarse o enroscarse en las piernas de las personas.

Por otra parte, en contraste con los perros, los gatos no dependen del humano, porque si no tienen comida en casa, van a la calle por ella, duermen donde se sienten cómodos y hacen sus necesidades donde quieren. Se les puede dejar la comida servida todo el día y comen a la hora que se les apetezca, o si se les acaba y el dueño está en casa, la piden: van a su lado, empiezan a maullar y regresan a su plato, para indicar que quieren ser alimentados.

Entrenamiento básico
El instinto predatorio del gato es mucho más alto que el de un canino, pues vienen de una genética de cazadores. Entonces, cuando recibe agresividad, da agresividad.
 
En este caso, lo que Chauta recomienda, para tener un buen gato en casa y para que el vínculo sea mejor, es darle comida con la mano. Esto hace que se vuelva más sumiso y menos dominante y que identifique a esa persona como si fuera su mamá gatuna, que es la dadora de comida. Así va a aprender a seguir a su amo y a no atacarlo ni hacerle daño.

También hay que saber que los gatos son hipersensibles al tacto, entonces, se debe evitar acariciarlos o entretenerlos con las manos, “al comienzo es muy bonito porque son pequeños, pero lo que estamos haciendo es reforzarles ese instinto depredador y cuando son adultos se convierten en el gato que se esconde y te ataca. O en el que se te lanza cuando –por ejemplo–, estás hablando con alguien y mueves las manos, porque él ha entendido que tus manos y tus pies son un juguete para él, una presa”, concluye la etóloga. Para entretenerlos, existen muchos objetos, como bolas, láseres y cañas de pescar.

*Etóloga: persona que estudia el comportamiento de los animales.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.