Las 9 cosas que tu gato odia que le hagas

Si tu gato está molesto con frecuencia, es posible que estés cometiendo algunas faltas con él y no lo sepas. Estas son las cosas que al felino le disgustan que les hagan.

“Llegué a mi casa y mi gato se escondía, estaba como asustado, pero yo no entendía por qué. Claro, lo estaba educando como a un perro y cada día antes de salir de casa, por lograr una conexión con él trataba de jugarle y lo asustaba, pero realmente pensaba que le gustaba”. Dice Laura Ramírez.

Un gato no tiene la misma personalidad de un perro y no puedes esperar a que se comporte igual, así que ten mucho cuidado con tus comportamientos.

Aquí te damos una lista de lo que posiblemente tú hagas y sin saberlo es lo que él más odia. Empecemos…

  1. Caja de arena sucia. Si hay algo que caracteriza a los gatos es su limpieza. Son demasiado pulcros. Por eso jamás soportan hacer sus necesidades en una caja de arena que esté sucia. No se te haga nada raro que cuando la vean así vaya hasta donde estás y luego regrese hasta su caja. Esto es un indicio de que está buscando que la limpies. Trata de ser muy pulcro con este lugar tan importante para él.
  2. Medicamentos con mal sabor. Los gatos odian la medicina. Claro, los perros también, pero los felinos son más intolerantes a tomarlas. Lo que puedes hacer es pedirle al veterinario que le recete medicinas con sabor.
  3. Caricias bruscas Un gato jamás soportará las caricias bruscas. Es un animal muy independiente y por eso le gusta que las caricias lleguen cuando él las pide, pero que además sean muy suaves.
  4. Las visitas al veterinario. Ellos no son muy amantes de salir de su entorno, se estresan, por eso ir al veterinario no es precisamente su mejor plan. Nunca estarán a gusto en un lugar que no conocen.
  5. Que los miren fijamente. No se sienten bien si los miras fijamente. El contacto visual es un signo de dominancia. Si los miras fijamente debes parpadear lentamente para que no se sientan mal. Si é te devuelve la mirada parpadeando, eso significa que te ganaste su amistad.
  6. Los ruidos. Escuchar ruidos de aspiradora, carros o gritos de su familia les producen estrés o ansiedad. Por eso te recomendamos que los acostumbres desde pequeños a este tipo de ruidos. Recuerda que cuando están bebés es el tiempo propicio para que se adapten a toda clase de sonidos, de esta manera no sufrirán de angustia cuando escuchen ruidos
  7. Que los ignores. Son muy independientes y por eso mismo cuando piden que les prestes atención lo hacen esperando que realmente lo hagas. No los ignores, para ellos eso es una ofensa. Por eso, cuando se sienten ignorados buscan llamar tu atención de todas las formas posibles: maullando o caminando a tu alrededor.
  8. Que los mojes. Ellos odian el agua. Que los bañen es lo peor que les puede pasar. Por eso, nunca se te ocurra reprendiendo con un chorro de agua fría. Te odiará por el resto de la suya.
  9. Asustarlos. Esto es algo que jamás perdonarán. Si te sucede como a Laura, que por querer jugar con ellos se te ocurre asustarlos, queremos decirte que nunca lograrás tu cometido. Al contrario, podrían terminar odiándote.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.