Gatos sanadores

Recientes estudios demuestran que el ronroneo que producen los felinos tiene propiedades curativas, tanto para ellos como para los humanos con los que conviven.

• Es bien conocido que los gatos poseen una notable capacidad para recuperarse en poco tiempo de caídas desde grandes alturas, incluso cuando estas les ocasionan fracturas y lesiones de consideración. Esto ha motivado los estudios de algunos veterinarios, que se han dedicado a estudiar en dónde reside su poder de sanación. Según los resultados, dicho poder se encuentra directamente relacionado con la vibración sonora que emite su ronroneo. Este, de acuerdo con los médicos, fortalece y regenera los tendones, los huesos y los músculos de los felinos.

• El ronroneo alcanza una vibración de hasta 50 Hertz que, conforme a lo que arrojan varias investigaciones científicas, es la frecuencia que necesitan los huesos para curarse.

• Una buena noticia: el ronroneo no solo es beneficioso para los felinos, sino también para las personas que viven con ellos. Debido a esto, muchos veterinarios recomiendan mantener a los gatos cerca y acariciarlos. De acuerdo con la información recopilada, los felinos pueden detectar qué zonas del cuerpo humano tienen un flujo de energía distorsionado y ayudar, a través de las vibraciones de su ronroneo, a movilizarla y equilibrarla. Ver: Manual del ronroneo.

• En esta misma línea, muchos veterinarios recomiendan dormir con los gatos para superar problemas de insomnio, así como ubicarse junto a ellos con el fin de aliviar dolores reumáticos y de cabeza. Igualmente, se ha concluido que la vibración que se desprende del ronroneo ayuda en la curación de huesos, articulaciones, músculos y tendones.

• A los gatos también se les adjudican muchos otros beneficios para la salud: reducción del riesgo de sufrir ataques cardíacos, enfermedades cardiovasculares, depresión y/o ansiedad; mejoramiento del sistema inmunológico y del estado anímico, y, contrario a lo que podría pensarse, disminución de la posibilidad de presentar alergias.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.