Si el objetivo es intentar reducir la timidez en el animal, lo ideal es crear un entorno tranquilo, que se adapte a sus necesidades emocionales y físicas. Si el objetivo es intentar reducir la timidez en el animal, lo ideal es crear un entorno tranquilo, que se adapte a sus necesidades emocionales y físicas. Foto: 4Patas.com.co

Bigotudos retraídos

El carácter de un gato se define entre los 10 y los 20 días de nacido. Muchos desarrollan temperamentos hiperactivos, otros, en cambio, resultan más tímidos y les cuesta relacionarse con los humanos. Estas son algunas pautas para determinar qué tipo de minino tienes y cómo convivir con él si resulta menos sociable de lo que imaginabas.

Es bien sabido que los gatos son seres independientes, mucho más que los perros. Es la capacidad que tienen para valerse por sí mismos, la libertad con la que recorren los espacios de la casa o su facilidad para refugiarse en diferentes rincones del hogar lo que los cataloga como mascotas autosuficientes. Sin embargo, siempre necesitarán de un amo que se encargue de suministrarles comida, cuidados y, por supuesto, mucho amor.

Esto último resulta particularmente difícil de poner en práctica si se trata de un gato tímido, que evita el contacto con las personas, que tienda a esconderse y que no permita la manipulación humana constante.

El primer consejo que advierte Juliana Valencia, gerente de la Clínica del Gato, cuando nos enfrentamos a una situación similar es: “acercarse con precaución al establecer contacto por primera vez con el animal cuando este es adoptado o ya está grande. Hay muchos que en el transcurso de su vida han tenido episodios traumáticos que marcan su comportamiento, por eso es necesario analizar primero y actuar con calma”.

Otra de las razones por las que un minino puede comportarse con timidez está relacionada con su entorno. Si la mascota no se siente cómoda en su vivienda o si no tiene las condiciones necesarias (su caja de arena, repisas para saltar, rascador, etc.) puede padecer un grado de estrés que lo llevará a estar retraído o escondido. “La timidez es directamente proporcional a la seguridad y al confort del ambiente”, afirma Valencia.

Los gatos tímidos generalmente pasan mucho tiempo escondidos o de alguna manera evitando el contacto con lo que no los hace sentir cómodos. Tienden a comer y a tener actividad durante la noche; aunque la mayoría de felinos sigue esta rutina, los extrovertidos, cariñosos y juguetones se acostumbran al horario de sus cuidadores, siempre y cuando permanezcan todo el tiempo con ellos en casa.

Los retraídos se esconden frente a estímulos como ruidos fuertes, visitas de personas nuevas o cualquier cosa que cambie su rutina y sea completamente desconocido. Su conducta está asociada a estímulos desagradables con el entorno. Por ejemplo, personas con una voz muy fuerte, niños que pueden llegar a ser asfixiantes, propietarios con estados de estrés severo y gente que no es amante de ellos. Vale anotar que una mascota tímida puede llegar a ganar confianza cuando está junto a un gato extrovertido, pues este le enseñará instintivamente a desarrollarla.

Si el objetivo es tratar de reducir la timidez en el animal, lo ideal es generar un ambiente tranquilo que se adapte a sus necesidades emocionales (independencia e interacción), físicas y en donde pueda refugiarse cuando sienta miedo o estrés.

También es recomendable generar rutinas desde cachorros, que los ayuden a desarrollar una personalidad más tolerante al cambio, como viajes, mudanzas, paseos y reformas en los horarios. Ofrecerles una galleta o un incentivo después de ponerlos bajo la situación, puede facilitar la interacción y la reacción. Uno de las circunstancias más críticas, la viven los amos que necesitan transportarlos en un huacal; en este tipo de casos, la experta sugiere insertar una cobija o algo que les sea familiar al gato para que una vez adentro, pierda el miedo.

Lo ideal es generarle bienestar al gato en todo momento, incluso, se debe procurar que se sienta cómodo con sus visitas periódicas al médico veterinario. Quien asume la responsabilidad de tener un minino debe darle prioridad a su tranquilidad y a su entorno para garantizar su calidad de vida y para que la convivencia con la mascota sea agradable y reconfortante para ambos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.