Tómate el tiempo necesario para entender las formas en que se comunica tu gato, así serás capaz de descifrar mejor su estado de ánimo. Tómate el tiempo necesario para entender las formas en que se comunica tu gato, así serás capaz de descifrar mejor su estado de ánimo. Foto: 4Patas.com.co

Diccionario del lenguaje corporal felino

Los gatos se comunican con sus amos a través de su cuerpo y lo hacen para expresar sentimientos, necesidades y deseos. Como estos movimientos son un completo misterio para la mayoría, aquí te traemos una práctica traducción del ‘Gatonés’ al español. Toma nota.

¿Sabías que cuando tu minino mueve la cola no es una señal de felicidad sino de verdadera molestia? Para conocer lo que tu gato está tratando de decirte, debes interpretar correctamente su lenguaje corporal. Al aprender cómo descifrar ciertas posturas felinas, profundizarás los lazos de afecto y evitarás malentendidos y posibles agresiones.

Cola
- La cola del gato expresa cómo se siente. Al tenerla hacia arriba, está diciendo: ¡estoy feliz!; pero entre más abajo la ubique, menor será su estado de ánimo. Un felino asustado siempre llevará la cola entre las piernas.
- Cuando se encuentra recta, vertical, rígida y apuntando hacia un lado, indica que tiene curiosidad o interés en algo. Si el gato se sienta en silencio y su cola se mueve lentamente, está muy concentrado.
- Sacudirla de un lado a otro, no denota felicidad, sino todo lo contrario: está molesto. Aquí es cuando el gato puede morder o arañar. Entre más la mueva, mayor será su enojo, por lo que es una señal de precaución.
- Cuando la inclina lentamente hacia atrás y adelante, el gato está tratando de descifrar cómo se siente con respecto a la situación.
- Una postura tipo ‘halloween’ con la cola erizada indica que se siente amenazado, está asustado y trata de parecer más grande. Ten mucho cuidado porque puede estar próximo a atacar.

Orejas
- Otra buena manera de medir el estado de ánimo de tu gato es prestar atención a la posición de las orejas.
- Un minino con las orejas un poco hacia adelante está analizando su entorno o incluso jugando. Si las orejas van rectas hacia arriba y adelante está alerta.
- Cuando las orejas comienzan a echarse para atrás, ¡cuidado!, podría estar irritado o sobre estimulado entonces es mejor dejarlo tranquilo.
- Si se vuelven completamente hacia los lados o hacia atrás, se siente nervioso o ansioso. Puede reaccionar de forma inesperada.
- Cuando las orejas van hacia atrás y planas contra la cabeza, son un signo indudable de que tiene miedo y está a la defensiva. También indican un gato enojado o agresivo.
- Las orejas contra la cabeza significan: ‘¡ni se te ocurra meterte conmigo!’.

Ojos
- Las pupilas dilatadas indican un gato asustado, sorprendido o estimulado.
Significan que está tenso y probablemente a punto de agredir. Si está jugando, denotan que está muy interesado y concentrado.
- Unos ojos abiertos ampliamente señalan que se siente feliz.
- Un contacto visual prolongado es señal de ‘te tengo en la mira’, inclusive, puede indicar una amenaza.
- El parpadeo lento es lo contrario a la mirada fija: indica que se siente cómodo, seguro y confía en ti.
- Unos párpados caídos indican un gato apacible.

Tómate el tiempo necesario para entender las formas en que se comunica tu gato, así serás capaz de descifrar mejor su estado de ánimo. Simplemente, es cuestión de poner atención a las señales y de responder consecuentemente.

Por: Sara Senior C.
Zootecnista Universidad Nacional de Colombia
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.