¿Que los gatos siempre caen de pie?

30 vértebras ayudan a que los gatos sean más flexibles durante una caída. 30 vértebras ayudan a que los gatos sean más flexibles durante una caída. Foto: iStock

Conoce cuál es la explicación detrás de esta creencia que atribuye a los felinos una habilidad prodigiosa para realizar acrobacias y aterrizar sobre sus cuatro patas.

Mito

Generalmente, ante una caída, los mininos demuestran una extraordinaria habilidad para aterrizar sobre sus pies y amortiguar el golpe. Sin duda, una característica impresionante. Pero no hay que olvidar que un descenso de este tipo también puede ser peligroso e, incluso, mortal.

Esa agilidad se atribuye principalmente a una estructura llamada ‘aparato vestibular’, que se encuentra en el oído interno, y el cual actúa como una brújula que proporciona orientación para determinar qué parte de su cuerpo debe estar hacia arriba durante una caída. Esto les permite girar su cabeza para ver el lugar de aterrizaje, y les brinda equilibro y estabilidad.


Foto: iStock.

Te invitamos a leer también: Los regalos de mi gato.

Los gatos también tienen a su favor su estructura esquelética: una espina dorsal con 30 vértebras que se caracteriza por su flexibilidad y la ausencia de clavícula, lo que les facilita corregir su posición y tener un giro rápido durante una caída libre. Así, en el descenso, colocan primero sus patas delanteras, arquean la columna y crean un efecto paracaídas, de manera que sus patas posteriores sean las últimas en tocar el suelo.

Aunque sus características anatómicas y esta habilidad conocida como ‘reflejo de enderezamiento’ son un privilegio, la realidad es que los felinos no siempre logran posarse sobre sus cuatro patas, pues no todas las caídas ni los organismos son iguales.

Puede interesarte conoer más sobre los alimentos de humanos permitidos para gatos.

En el aterrizaje influye mucho la altura de la caída, pues entre mayor sea menos graves podrán ser las lesiones ya que el gato tendrá más tiempo para enderezarse y posicionar su cuerpo en la dirección correcta. También hay que tener en cuenta que esta capacidad no se ha desarrollado en los gatitos de pocas semanas y que aquellos mininos que tienen obesidad tienen mayor dificultad para reorientarse, por lo que esta hazaña podría no tener el mejor desenlace.

*Asesoría: Paola Sánchez, médica veterinaria de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A.

 Puede interesarte saber más sobre el instinto cazador de los gatos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.