Ven a saludar que llegó la visita

Cuando tengas visita en casa, tu gato es el que debe decidir cuándo saludar. Aquí, algunos consejos.

El comportamiento de los gatos es muy diferente al de los perros. Nunca vas a ver a tu gato recibiendo efusivamente a quienes te visitan. Los felinos son animales muy cautos y muchos de ellos pueden llegar a ser extremadamente tímidos.

Cuando ven que alguien está en su territorio se toman un tiempo prudente para analizar la situación y aproximarse. Esta dinámica debe fluir naturalmente. Si bien hay gatos que se acercan a los visitantes para que los consientan, hay otros que su timidez no los lleva a comportarse de esa manera. Incluso, puede que nunca busquen interacción con las personas que te visitan. Eso es normal. Lo anormal es forzar las cosas. A continuación, te contamos qué debes hacer (o no), en estos casos.

1. No lleves a la fuerza a tu gato al sitio de la visita. Tampoco puedes decirle “ven a saludar que llegó gente a casa”, porque te ignorará. Te equivocas también si permites que tus visitantes persigan a tu gato o invadan su territorio más íntimo. Él decidirá si sale o no, si busca interacción o no. Su temperamento y su naturaleza son los que le dirán que hacer.

2. Nunca lo obligues a hacer algo que no quiere. De lo contrario le puedes generar un trauma y volverlo no solo más tímido, sino solitario y agresivo.

3. Deja que las cosas sucedan. Además debes garantizarle un ambiente seguro, que le genere confianza. Porque si durante las visitas lo persiguen o lo asustan, el proceso de socialización será más difícil y prolongado.

4. Toda persona que vaya a tu casa debe tener presente que tienes un gato. Si a alguien no le gustan o es alérgico a ellos, lo más prudente es que se reúnan en otro sitio. Porque lo peor que puedes hacer es encerrar a tu gato cuando alguien llega a tu casa. En ese caso se volverá más tímido y no le gustarán las visitas.

Si quieres conocer tips para que tu perro sea un buen anfitrión, lee también: Tu perro, un bien anfitrión

Texto: Guillermo Rico, médico veterinario.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.