¿Cómo evito que los gatos arañen los muebles?

123 RF 123 RF

Si tu sofá es el lugar favorito de tu gato para arañar, aquí te dejamos las razones del por qué lo hacen y cómo evitar que lo sigan haciendo.

Lo sabemos, más de una vez tu gato te ha sacado de quicio al ver cómo araña los muebles y aunque para ti este hábito pueda ser algo destructivo, para ellos es un comportamiento completamente natural.

De acuerdo con Ana Cecilia Gallo, etóloga y especialista en gatos, estos felinos arañan las superficies por estas cuatro razones:

  1. Para marcar su territorio con feromonas.
  2. Para eliminar granitos de arena u otros residuos de sus uñas.
  3. Para estirar sus músculos. Pero además marcan con insistencia sobre el mismo objeto para acentuar y dejar una señal visual de rayas verticales que indica a otros animales e individuos extraños que este es su territorio.
  4. Para afilar sus uñas para cazar. Aunque no necesitan cazar para alimentarse, es una conducta instintiva de los felinos. Ten en cuenta que las uñas de gato están formadas por capas que van creciendo y dejan paso a las siguientes, de ahí que necesiten estar todo el tiempo descamando.

Los gatos tienen cinco dedos en cada pata delantera y cuatro en las traseras. Lo que da un total de 18 dedos. Ellos sudan a través de sus almohadillas y sus uñas demandan cuidado y el  principal  debe ser el corte de ellas.

Te recomendamos leer: Acné felino: un asunto de cuidado

Si tienes un gatito bebé puede que sea más sencillo, pero si tienes uno más grande y no lo has acostumbrado a este hábito, mejor llévalo donde un experto veterinario De cualquier manera, nunca le practiques la desungulación, la cirugía que elimina las uñas permanentemente.

¿Qué hago para que no se acerque a los muebles?

Si no quieres ver tus muebles marcados, la tarea es tuya. Es decir, el mejor consejo es que pases tiempo con él observando sus comportamientos, entrenándolo desde cachorro a que se adapte a su entorno, pero especialmente acostúmbralo desde pequeño a los rascadores y la mejor forma de hacerlo es con refuerzo positivo.

Cada vez que tu pequeñín rasguñe su rascador, prémialo con un delicioso snack y veras que con el paso del tiempo entenderá que este artefacto no es una imposición, sino algo bueno.

Te puede interesar: Cómo cuidar las patas del gato

Por su parte, Carolina Galindo, médica veterinaria, advierte que los gimnasios no son un lujo sino una necesidad: por un lado, garantizan una mejor calidad de vida y, por otra, mantienen los muebles y enseres protegidos de sus uñas porque los mantiene entretenidos.

Juan David Agudelo, fundador de Gatificando también asegura que lo ideal es tener varios rascadores en tu casa (es casi tan obligatorio como su caja de arena) lo bueno es que en el mercado lo puedes encontrar de todos los tamaños y diversos materiales, con precios que van desde los $50.000 hasta más de $400.000.  

Las cosas básicas que debe tener un buen rascador es que debe ser resistente, rugoso y áspero, algo que se asemeje a la corteza de un árbol.

Crédito: Juan David Agudelo

Mira también: Las cosas que jamás debes hacerle a tu gato

Otras soluciones temporales

Si el gato ya llegó grande, la tarea puede ser un poco más difícil y además del refuerzo positivo con premios, usa una voz o un ruido fuerte cada que veas que lo haga y ahí mismo lo llevas al rascador. No lo golpees, con una actitud fuerte es suficiente.

Juan David también nos dio otros consejos, pero aclaró que no solucionan el problema para siempre, solo los aleja por un rato. Uno de ellos es comprar cinta doble cara y ponerla en las superficies que más suelen arañar, de esta manera el pegante en sus patas los molestara y se irán. Otro de los tips es aplicar una pequeña dosis de vick vaporub en estas zonas, ya que los gatos odian esta aroma y se mantendrán lejos de ahí.

Ahora, si pasas mucho tiempo fuera de casa y solo tienes las noches o los fines de semana para educarlos, lo mejor es que cubras los muebles con alguna manta o material resistente que los proteja mientras llegas a casa. Por ejemplo, el plástico es una buena opción ya que a ellos no les gusta ni su olor ni su textura.

No dejes de ver: Consejos para educar a un gato

¿Cómo hacer un rascadero en casa?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.