Bombardeos en Siria destruyeron el único refugio de gatos que quedaba

Los bombardeos en Alepo se han intensificado en los últimos días y en uno de esos ataques el santuario de animales de Mohammad fue derrumbado.

Hace unas semanas les contábamos la historia de Mohammad Alaa Aljaleel, el héroe de los gatos en el conflicto de Siria. Un hombre cuya profesión antes de la guerra era ser electricista, pero que a raíz del conflicto bélico que se vive en su país, se convirtió en conductor de ambulancia y que además fue de las pocas personas que pensaron en los animales en semejante contexto.

Su historia de conoció en todo el mundo y conmovió a todos los amantes de los animales, pues él, en medio, de los constantes peligros entregaba no solo por salvar vidas humanas, sino también las de las mascotas que se quedaban abandonadas por las familias que salían huyendo de la guerra.

Te puede interesar: Defensa Animal,  cuando la “misión” te llama

Lamentablemente, en los últimos días se han intensificado los bombardeos aéreos y en uno de sus ataques se destruyó el santuario para gatos y animales rescatados dirigido por Mohammad. En el hecho murieron varios felinos y Hope, uno de los perros más queridos del refugio.

Mira también: El primer libro escrito por una perrita criolla colombiana

La labor de este hombre no solo era por los animales, también era un espacio para que los niños que se habían quedado, tuvieran un lugar donde pudieran jugar y compartir con los gatos para olvidar, aunque sea por un momento, los flagelos de la guerra. Este trabajo le ha valido para que se creara un grupo en Facebook en el que se pide que le nomine al Nobel de Paz del próximo año.

Foto con niño

El refugio llamado II Gattaro d‘Alepo’ había abierto sus puertas en 2011 con 20 gatos, cuando después de sus largas jornadas en una ambulancia, llegaba en las noches a alimentar a estos felinos que se habían quedado en la calle y así  hasta que hace un mes ya iban más de cien.

Por el  momento, Mohammad ha intentado reubicarse con los gatos sobreviviente, pero su situación ahora es mucho más complicada que antes. Ahora, no cuenta ni con los recursos, ni con el espacio suficiente para albergar a todos los animales que también son víctimas de esta guerra y queda cada día son más.

No dejes de ver: Perrita callejera acompañó a su futuro dueño en carrera de 100 km

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.