La historia de Moggy, el gato de dos patas, alias Dino Cat

SWNS News/ 123 RF SWNS News/ 123 RF

En un terrible accidente, Moggy perdió sus dos patas delanteras y su cola, pero eso no le ha impedido tener una vida normal.

Por una masiva descarga eléctrica de cables sueltos en Chiang Mai, Tailandia, este gatico perdió sus dos patas delanteras y su cola; sin embargo, este terrible accidente no le impidió que ahora goce de muchas actividades cotidianas que pueden hacer otros de su especie.

Te puede interesar: Lo que aprendí de los gatos, no me lo enseñaron en el colegio  

El accidente ocurrió cuando el gato tenía tan solo un año de edad. Los residentes de esta población en Tailandia pensaron que había estallado una bomba, pero las autoridades descubrieron que había sido un incendio provocado por mal manejo de cables eléctricos.

Una de las víctimas fue un gato al que encontraron siete días después de la tragedia muy mal herido y casi moribundo. Walai Sriboonvorakul,  una mujer de 49 años, lo recogió y decidió curarle todas sus lesiones, pero lamentablemente ya no tenía patas delanteras ni cola.

Mira también: Este gato anciano y sordo le ayuda a su dueña a superar la ansiedad

Dos años después, hoy se puede decir que su recuperación ha sido exitosa, al punto que a pesar de sus limitaciones, Moggy, como la señora lo llamó, puede subir y bajar escaleras, perseguir presas y saltar por las paredes como cualquier otro.

Lo llamativo de esta historia es que su tierno caminar se asemeja al que tenían los extintos dinosaurios Tyrannosaurus Rex.  En una entrevista con el Daily Maily, la dueña del gato asegura que “Él es un gato mimado que tiene una buena vida ahora. Perdió sus piernas, pero se encontró con un hogar amoroso”.

No dejes de ver: El gato que se convirtió en el empleado estrella de este museo 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.