Mabel Moreno y Gata: entre juegos, cantos y acordes

Clara Moreno Clara Moreno

Les presentamos a la pequeña gatita de esta actriz y cantante bogotana, que ha cautivado el corazón de más de uno con sus travesuras y gusto musical.

Los gatos tienen una esencia única. Son independientes, curiosos, territoriales, peculiares y solo aceptan caricias o exigen la atención de su dueño cuando lo desean. Y así es Mabel Moreno, un tanto despreocupada y completamente autónoma.

Soy una mujer más de gatos, porque me parezco a ellos. Creo que su forma de ser es muy similar a la mía. A veces me gusta estar sola y amo hacer las cosas por mí misma. Un perro, por ejemplo, siempre desea permanecer con su amo, mientras que un gato lo hace cuando y como él quiere”, asegura la actriz.

Te recomendamos: Carolina Acevedo: "El amor por los perros lo llevo en la sangre"

Aunque sus primeras mascotas fueron Pipi y Carlota, dos perritas que la acompañaron durante toda su niñez, Tiesto, un felino que llegó a su vida cuando tenía 19 años y estuvo a su lado hasta que cumplió los 26, se convirtió en el tesoro más preciado de la familia.

Él era todo un señor, por lo que los juegos y las travesuras no hacían parte de su cotidianidad. Pero esto no ocurre con Gata, una pequeña minina de tan solo dos meses, que conquistó el corazón de Mabel y que ahora es su nueva compinche.

Muchos dirán que el amor a primera vista no existe, pero Mabel está completamente segura de que ese conocido ‘flechazo’ sucede en un par de segundos y logra establecer una conexión armoniosa. Un día, mientras llegaba al canal RCN para una de las grabaciones de La Ley del Corazón –producción en la que la actriz participa interpretando a María del Pilar Garcés, una abogada de familia– encontró a esta gatita de pelo negro y café, de la cual se enamoró perdidamente.

“Cuando nos bajamos de la camioneta, Mario Ruíz –quien comparte set con Mabel– la vio y me la mostró. Yo me encanté con ella. Pregunté que si era de alguien y uno de los vigilantes me dijo que estaba abandonada. Ni siquiera lo pensé, solo la abracé y entré al canal con ella.

 Tenía tanta hambre que nos tocó darle concentrado de perro y se lo comió. La dejamos en una cajita mientras grababa, y cuando salí, me fui directo para la veterinaria. Allí no podían hacer mucho por ella, porque estaba desnutrida y tenía que tener un cuidado muy especial, pero ahora ya come normal. A pesar de que dudé sobre llevármela a la casa por cuestiones de tiempo, nunca me arrepentí”, comenta.

Te puede interesar: María José Martínez y sus gatos traviesos, una fuente inspiración

El nombre que recibió la pequeña, que tenía tan solo ocho días de nacida, fue el de Personaje, pero, al parecer, este seudónimo no era de su total agrado; por esta razón, Mabel decidió bautizarla como Gata. “No respondía cuando la llamaba así, entonces le coloqué uno con el que se sintiera completamente identificada y así fue”. No obstante, Gata podría ganarse el apodo de ‘Terremoto’, ya que sus diabluras han ocasionado ciertos desastres en el apartamento de la actriz, haciendo que su crianza y cuidados sean un reto total.

“Le gusta jugar todo el día, morderme, comerse los cables y mis zapatos. Cuando llego a mi casa, a veces las matas están al revés y en tres ocasiones encontré mi cama orinada. Tiene mucha energía y se comporta como una niña, por lo que no he hallado la forma de que se adapte a las reglas, porque todo lo hace por impulso. Siempre estoy muy pendiente de ella, la corrijo cuando veo que hace algo que no debe hacer y ya logré que, por lo menos, utilice su arenera”, cuenta entre risas.

Dos amantes de la música

Mabel es una mujer polifacética. Su pasión por la actuación y el teatro se combina con la lectura y la escritura, un gusto casi vitalicio que aprendió de su padre cuando era una niña, ya que este le heredó una máquina de escribir para que creara historias con palabras que él elegía especialmente para ella.

Lee sobre: Musicoterapia para gatos

Ha incursionado en diferentes campos, incluso, la plataforma de videos YouTube se convirtió por una época en una cápsula en la que podía mostrar su lado más jocoso al hablar sobre la crisis de las mujeres a los 30 años o cuando a una persona la dejan en la friend zone. Hoy, entre grabaciones y ensayos, ella expone una nueva faceta artística: el canto y la música.

En Instagram ha logrado cautivar a sus más de 190.000 seguidores con sus videos, en los que su armoniosa voz se acompaña por los acordes de un ukelele, un instrumento de cuatro cuerdas parecido a una pequeña guitarra.

Pero ese gusto musical no es solo de Mabel. Gata disfruta las tardes en las que su dueña se sumerge entre versos y estrofas. “Cuando estoy tocando el ukulele, ella ‘se mete en el video’ y pone la patita en las cuerdas como queriendo ser parte de la grabación. También se arrulla con la música y se queda dormida a mi lado o en su lugar favorito, mi abdomen”.

Ten en cuenta: Claves para fortalecer el vínculo con tu gato

En pro de la adopción

Para Mabel, la compra de una mascota no es una opción, por eso apoya la adopción de perros y gatos indefensos. “Uno no debe comprar porque, primero, algunos de esos lugares donde reproducen a los animalitos son inhumanos, los ponen a tener crías y crías hasta que los exprimen; y segundo, porque es una bobada ponerse a comprar cuando hay tantos animalitos sin hogar”.

También afirma que rescatarlos debe ser una labor de cualquier ciudadano. “Yo creo que cuando uno siente el impulso de rescatar a un perrito o un gatito, uno debe seguirlo, porque si bien el cerebro empieza a poner ‘peros’, como ‘¿dónde lo voy a tener?’ o ‘¡no tienes tiempo!’, etc., hay que hacerlo, llevarlos al veterinario y, si definitivamente uno no se puede hacerse cargo de ellos, encontrarles una familia que los ame. Jamás debemos dejarlos abandonados, porque nosotros somos seres pensantes y tenemos la responsabilidad de cuidar y proteger a esos animalitos”.

De esta forma, la actriz demuestra su gran corazón y el amor profundo que le tiene a su Gata, de la cual le gustaría saber qué hace exactamente cuando ella permanece en grabaciones. “Se la debe pasar todo el día molestando y durmiendo. Definitivamente ella se ha convertido en mi compañía. Yo llego a casa y ella me ronronea, me juega, se me arruncha y vemos juntas televisión. Ha traído mucha alegría a mi vida”, cuenta Mabel.

No dejes de ver: ¿Amas a los gatos? seguramente “padeces” de Ailurofilia

¿Qué sorpresas trae Mabel Moreno?

Cada nuevo proyecto de Mabel es más prometedor que el anterior. Muchos la recuerdan por sus papeles en Chepe Fortuna, Susana y Elvira, La Ronca de Oro y Diomedes. Actualmente, su personaje en La Ley del Corazón, María del Pilar, una mujer fuerte, aguerrida, imponente y empoderada por los derechos de las mujeres, ha logrado que la audiencia se conecte con ella y se sienta identificada. Su próximo trabajo estará ligado a la música, ya que los miércoles, a partir del 1 de febrero, está cantando canciones de despecho en el teatro Cabaret junto a Mario Ruíz y Lucho Arango. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.