Lilo y Rosie, amor incondicional

Las mascotas siempre son un gran ejemplo de amor y respeto. Al menos, así lo demuestra esta historia, en la que una Hushky siberiana llamada ‘Lilo’, adoptó a una pequeña gata, llamada ‘Rosie’, que estuvo al borde de la muerte.

De esta manera, la minina ahora hace parte de la familia de los Husky. La dueña de estos perros, y ahora esta gata, tiene una cuenta de Instagran en la que muestra cómo es la vida de la gata junto a esta familia. Además, en la cuenta de Youtube llamada Lilothehusky, muestra el video en el que la dueña explica que la perra adoptó al gato, cuando este estaba a punto de morir.

La gata ya está tan adaptada a su nueva familia. que come a la misma hora, usa los mismos accesorios, y ha tomado actitudes propias de los demás perros. Por ejemplo, mira fijamente a Lilo y juntan su nariz, como recibiendo cariño.

La perra, a pesar de no haber tenido perritos, ha demostrado con su acto de amor, que tiene un instinto maternal muy desarrollado.

En Youtube, el video de perra y gata ha recibido 3 millones de reproducciones y cerca de 5 mil likes.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.