Pertenecen a la misma especie, pero son completamente distintos. Pertenecen a la misma especie, pero son completamente distintos. Foto: 123rf

¿Con o sin pelo?

Pertenecen a la misma especie, pero son completamente distintos. Su pelaje, o la falta del mismo, marcan una rotunda diferencia. ¿Cuál te gusta más?

HIMALAYO

Este hermoso y peludo felino es resultado del cruce entre dos razas, por eso comparte el cuerpo y el pelaje del persa con el color y los ojos azules del siamés. El primer ejemplar apareció en 1931 y fue bautizado como ‘debutante de Newton’. Más tarde, en 1957 fue reconocido bajo el nombre de Himalayo.

Personalidad
Es un felino amoroso, afectuoso y dulce. Preferirá ‘arruncharse’ contigo que trepar los árboles, y es bastante sensible a las emociones y estados de ánimo de su amo. Si no le prestas suficiente atención, te lo hará saber a través de sus tiernos maullidos.

Cuidados
Préstale mucha atención a su pelaje, pues al ser tan abundante, exige múltiples cuidados. Debes cepillarlo diariamente con un peine especial de metal, y bañarlo una o dos veces al mes. Si no lo haces, podrás ocasionarle un problema de bolas de pelo que se irán acumulando en su organismo cada vez que se lama.

SPHYNX

Calvo como ningún otro gato, este felino exhibe su piel sin ninguna clase de manto de pelo. A diferencia de lo que podría pensarse, es perfecto para ser acariciado, pues es suave al tacto y permanece calientico. Su apariencia enigmática es uno de sus más grandes atractivos. Toma su nombre de una escultura de gato del antiguo Egipto, bastante similar en aspecto.

Personalidad
Es un felino curioso, inteligente y muy amigable. Amará acostarse contigo debajo de las cobijas y te proporcionará calor. Cuando tiene frío, suele buscar un lugar caliente como la pantalla de un computador o el sistema de calefacción para recuperarse. Es bastante activo y puede entretenerse a sí mismo por horas.

Cuidados

Es preferible que viva en climas templados; de no ser posible, debe permanecer caliente con la ayuda de objetos como cobijas o suéteres. No es bueno exponerlo al sol, pues su piel es sensible y puede quemarse fácilmente.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.