• El Mau egipcio (izquierda) y el Manx (derecha).
    El Mau egipcio (izquierda) y el Manx (derecha). Foto: 4Patas.com.co
  • Peterbald (izquierda) y Korat (derecha).
    Peterbald (izquierda) y Korat (derecha). Foto: 4Patas.com.com
  • De izquierda a derecha: ejemplares de las razas Toyger, Burmés y Cornish Rex.
    De izquierda a derecha: ejemplares de las razas Toyger, Burmés y Cornish Rex. Foto: 4Patas.com.co
  • American Wirehair.
    American Wirehair. Foto: 4Patas.com.co
  • Savannah. Es una raza a la que su contextura y pelaje la convierten en prima cercana del leopardo africano.
    Savannah. Es una raza a la que su contextura y pelaje la convierten en prima cercana del leopardo africano. Foto: 4Patas.com.co
  • El Snowshoe debe su nombre a las botas blancas que parece llevar en sus patas.
    El Snowshoe debe su nombre a las botas blancas que parece llevar en sus patas. Foto: 4Patas.com.co

Pelaje milimétrico

Debido a su pelo corto, en estos gatos es posible reconocer la estructura, la fuerza y la contextura fornida de sus cuerpos. Aquí, 10 razas increíbles para los amantes de los felinos.

1. Mau egipcio: este ejemplar fue venerado por las culturas egipcias y se cree que fue habitante de los templos sagrados de dicha civilización. Según su tonalidad, existen cuatro variedades: plateado con manchas de color azul oscuro, bronce con manchas marrones y crema con manchas negras en un fondo de color crema o peltre. Es bastante reservado e independiente.

2. Manx: una mutación en su columna vertebral hace que su cola sea muy pequeña o en ocasiones inexistente. El Manx es muy tranquilo y se lleva bien con los niños, aunque es un cazador innato. Su pelo denso, pero corto, requiere ser cepillado de vez en cuando.
 
3. Peterbald: su nombre es una mezcla entre San Petersburgo, ciudad donde fue creada la raza, y la palabra bald que significa ‘pelado’, en inglés. Algunos de los cachorros nacen con un poco de pelo, pero a medida que crecen quedan totalmente calvos. Sin embargo, su falta de pelaje no es proporcional a su ternura: es un consentido irremediable.
 
4. Korat: esta raza, de origen tailandés, es famosa por su pelaje en tonos azulados. Su figura atlética es perfecta para dar grandes saltos y, aunque se caracteriza por tener un temperamento dulce y cariñoso, también es lo bastante ágil para ser un verdadero guardián de su dueño.

5. Toyger: ¡Parece que un tigre se coló en la casa! De hecho las rayas de este minino, sus patas fuertes y su cola musculosa son el resultado genético entre el cruce del gato y el tigre. Lo más increíble de todo es que, si hablamos de personalidad, los Toyger se parecen más a los perros: les gusta el agua, no abandonan la casa, son fáciles de entrenar y les encanta jugar.

6. Burmés: esta raza (sea en su variedad americana o europea) está dividida en cuatro categorías según su tipo de pelo: marrón (Brown, en Europa, y sable en EE.UU.), gris plateado, chocolate y lilac (gris paloma o gris rosado pálido). Los burmeses son juguetones y su maullido suele ser bastante ‘comunicativo’.
 
7. Cornish Rex: este es uno de los pocos gatos con pelo ondulado que existen; ¡hasta sus bigotes son rizados! Aunque se acicalen diariamente, también necesitan de baños seguidos para limpiar partes del cuerpo en las que el pelo es muy ensortijado. El Cornish Rex necesita de mucho espacio y es el compañero ideal para los niños porque le encanta jugar.
 
8. Snowshoe: su nombre se debe a las botas blancas que parece llevar en las patas y en realidad es muy raro encontrar uno que sea 100% puro; nacen con garras negras y, poco a poco, van cambiando de tonalidad. Aunque es un mínimo de ojos azules muy pacífico, es mejor no dejarlo solo en casa porque, contrario a otros gatos, detesta la soledad.
 
9. Savannah: ¡Un gigante saltarín! El Savannah puede saltar hasta 2,5 metros de alto desde el suelo, y su tamaño lo hace el animal doméstico más largo. Su contextura y pelaje lo convierten en primo cercano del leopardo africano y, en realidad, este gato disfruta mucho de la vida al aire libre y del agua. Necesita socializar desde pequeño para no convertirse en un ejemplar retraído.
 
10. American Wirehair: aunque el pelaje de esta raza varía en su color, siempre es ondulado, muy denso y flexible. Además, los Wirehairs son muy apegados a sus dueños, inteligentes y en ocasiones adivinos; muchos dueños reconocen que estos gatos son especialmente sensibles para percibir los sentimientos humanos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.