Recuerda que la dieta de los gatos no debe equipararse con las necesidades nutricionales de un humano o un perro. Los felinos, por ejemplo, no metabolizan los carbohidratos de manera adecuada. Recuerda que la dieta de los gatos no debe equipararse con las necesidades nutricionales de un humano o un perro. Los felinos, por ejemplo, no metabolizan los carbohidratos de manera adecuada. Foto: 4Patas.com.co

Indulgencias felinas

Es usual que los gatos se sientan atraídos por la comida de sus dueños y puede que un bocado diferente al concentrado no les siente del todo mal. Ten en cuenta estos consejos a la hora de compartir lo que comes con tu felino.

Naturaleza carnívora
- Su instinto cazador requiere más que unos cuantos juguetes que les hagan sentir en la jungla. Además de ser una manera de consentirlos y obtener unos ronroneos a cambio, ofrecerles trozos de carne magra constituye un hábito saludable gracias a la presencia de aminoácidos, como tiamina y arginina, esenciales en su dieta.
- La carne puede ser de res, de pollo o de cerdo. Debe ser de óptima calidad, pues lo ideal es suministrarla cruda.
- La dosis, sin importar su raza o edad, no puede sobrepasar el promedio de 50 gramos a la semana.
- Con esta alimentación notarás una piel y un pelaje más sanos.
- Evita el consumo de hígado, pues en altas cantidades produce toxicosis por el exceso de vitamina A.

Gusto frutal
No es extraño que algunos gatos se sientan atraídos por frutas como la papaya, la pera o el banano. Unos cuantos trozos no suponen ningún riesgo, aunque tampoco aportan beneficios nutricionales relevantes. La granadilla puede solventar problemas de estreñimiento, aunque debes contar siempre con la asesoría de un especialista. Abstente de darle uvas (frescas o pasas), pues se corre el riesgo de que este fruto desprenda una toxina que afecta la función regular de los riñones.

La cuestión láctea
Tradicionalmente, se ha creído que un poco de leche es bien recibida por los gatos; pero por otro lados se dice que es un alimento que se debe evitar a toda costa. En realidad, este líquido es percibido de manera diferente dependiendo de su edad. A medida que el gato crece, pierde las enzimas que le ayudan a metabolizar la lactosa y el consumo de leche puede producir diarrea en el caso de los adultos.

Más que lágrimas
Para los humanos, puede que el mayor riesgo sean unas cuantas lágrimas a la hora de picar cebolla, pero en el caso de los felinos domésticos, su ingesta es perjudicial debido a la formación de cuerpos de Heinz, lo que se traduce en afecciones tan graves como la anemia crónica.

Alerta cacao

El chocolate, uno de los placeres alimenticios más populares para el paladar humano, es un potente tóxico para los cuadrúpedos. Su potencial de peligro aumenta de manera proporcional al porcentaje de cacao presente en cada porción.

Sobre los enlatados

Puede que a simple vista una lata de atún y una lata de alimento para gato luzcan similares. No dejes que el parecido te engañe, pues la cantidad de nutrientes que tu gato necesita para mantenerse en buen estado físico no alcanzan a estar presentes en el atún enlatado que usualmente empleas para preparar ensaladas, sándwiches y todo tipo de recetas.

Cuadrúpedos pero no caninos
Ocurre con frecuencia que uno o varios gatos convivan con perros. Si por algún motivo los felinos ingieren el concentrado para perro, de manera incidental, no ocurrirá ningún problema grave; pero sí la situación se repite, existen riesgos de malnutrición y afecciones cardiacas.

Asesoría: Sandra M. López, especialista en medicina felina del centro médico Solo Gatos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.