El proceso de apareamiento debe realizarse por lo menos durante tres días consecutivos para asegurar la preñez. El proceso de apareamiento debe realizarse por lo menos durante tres días consecutivos para asegurar la preñez. Foto: 4Patas.com.co

Llegó la cigüeña

Conocer el comportamiento reproductivo de su mascota le permitirá comprenderla, evitar sorpresas indeseadas, detectar a tiempo futuras complicaciones y proporcionarle una buena calidad de vida.

Reproducción felina
Se puede dividir de acuerdo con las etapas de la vida del gato:

- Pubertad:
Los gatos alcanzan su madurez sexual entre los cinco y los 12 meses de edad, siendo las hembras las que la obtienen más rápido. Sin embargo, puede decirse que el gato es completamente fértil pasado el año de edad tanto en machos como en hembras.

- Estro (Celo):
A partir de los seis meses de edad, las gatas pueden presentar celos repetidamente cada dos o tres semanas, dependiendo de factores internos como la raza y factores externos como la alimentación, la temperatura y la cercanía del macho. Durante esta etapa, la hembra se muestra especialmente cariñosa y receptiva, aumenta la frecuencia, la duración y el tono del maullido, permanece con la cola levantada e incrementa la repetición de las micciones realizándolas en lugares no adecuados. Durante esta etapa es cuando más visitantes extraños recibimos en nuestros hogares, ya que los gatos machos que se encuentren cerca, pueden notar la presencia de una hembra fértil.

- Apareamiento:
No es recomendable aparear gatos que no hayan sobrepasado el año de edad, ya que no se encuentran completamente aptos para reproducirse. Una de las preguntas más comunes sobre la reproducción de los gatos es si el macho debe llevarse al territorio de la hembra o viceversa, a lo cual la respuesta es que prefieren que la hembra sea llevada al territorio del macho ya que, en general, los gatos son animales muy territoriales.

El pene del macho es el encargado de estimular la ovulación gracias a que posee unas características anatómicas especiales. El proceso de apareamiento debe realizarse por lo menos durante tres días consecutivos para asegurar la preñez.

- Gestación y parto:
El período de gestación normal en los gatos oscila entre 62 y 65 días dependiendo de la raza, las condiciones ambientales y nutricionales, y generalmente tienen de tres a cinco crías por camada. Para esta etapa es indispensable proporcionarle a la futura madre todas las condiciones favorables para tener sus crías, ya que en muchas ocasiones la hembra elige lugares poco apropiados para el parto.

El sitio ideal debe ser tranquilo y cubierto, aislado del frío y de las corrientes de aire, por el cual no transiten personas u otros animales. Además, es necesario alimentar a la madre con comida para cachorros, ya que esta viene suplementada con las vitaminas y minerales necesarios para que las crías estén saludables y obtengan por medio de la leche materna todos los nutrientes necesarios para un adecuado crecimiento.

- Lactancia:
La Federación Felina Internacional recomienda que las crías deben permanecer con la madre por lo menos durante los primeros 12 días de nacidas, en los que sus sentidos comienzan a funcionar ya que nacen ciegos y sordos. La lactancia, sin embargo, puede extenderse de 30 a 45 días. Una vez culminado este tiempo, ya se puede ofrecer a los gatitos alimentos blandos para llevar a cabo el destete.

¿Cómo saber si la gata está preñada?

Semana 1 y 2: normalmente los signos de embarazo no se hacen perceptibles hasta antes de la tercera semana; en esta época, la gata simplemente se puede mostrar más tranquila, menos juguetona y con un ligero aumento del apetito.

Semana 3: es posible notar un leve incremento del contorno abdominal al igual que la glándula mamaria que presenta un cambio de coloración y una inflamación leve. En este período es posible realizar un diagnóstico confirmativo de embarazo mediante ultrasonido por parte del médico veterinario.

Semana 4 y 5: el crecimiento del contorno abdominal se hace mucho más marcado e incluso puede haber una subida de peso, ya que las gatas tienden a comer mucho más y a permanecer menos activas que de costumbre.

Semana 7: la gata se mostrará nerviosa y excitada, además empezará a tener un comportamiento de ‘anidación’ para encontrar un sitio adecuado para dar a luz.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.