Si los gatos representan para ti la mejor de las compañías, pero eres sensible a los alérgenos, existen soluciones terapéuticas que te ayudarán a convivir con ellos sin afectar tu salud. Si los gatos representan para ti la mejor de las compañías, pero eres sensible a los alérgenos, existen soluciones terapéuticas que te ayudarán a convivir con ellos sin afectar tu salud. Foto: 4Patas.com

Soy alérgico a mi mascota

Entre 15 y 30% de las personas presentan alergias debido a la presencia de animales, especialmente gatos. Antes de desistir de la idea de tener una mascota o de buscarle un nuevo hogar a la que ya tienes en casa, te damos algunas recomendaciones para convivir con tu felino sin enfermarte en el intento.

Si al acercarte a un gato, o al ingresar a un lugar en el que habitan uno o más felinos, sientes piquiña en la nariz y en los ojos, empiezas a estornudar sin parar o en algunas partes de tu cuerpo aparece un brote, es porque tienes una reacción alérgica. Esta, sin embargo, no se debe directamente al pelo de los mininos, como dicta la creencia popular. La principal causa es la proteína Fel d1 que se encuentra en la saliva, la piel y las glándulas sebáceas de estos animales y que se esparce a través del pelo y de la descamación natural de la piel.

Mauricio Castellanos, médico veterinario de la Universidad Nacional y M.V.H. de la Fundación Instituto Colombiano de Homeopatía, explica que es inevitable que los felinos dejen de producir la proteína, ya que hace parte de su naturaleza. Sin embargo, sí es posible, por ejemplo, tratar a la mascota para evitar descamación en exceso a través de la alimentación, el cepillado diario y medicamentos homeopáticos.

Más allá del gato, las personas también deben acudir a un profesional para conocer el origen real de su alergia e iniciar los tratamientos adecuados. Juliana Beltrán, alergóloga clínica de la Clínica de los Sentidos –Clínica Marly– afirma: “Una vez se ha identificado el agente que genera la alergia, se deben tomar las medidas necesarias para evitarla o mitigarla, y para hacer posible la convivencia entre la mascota y el paciente. Afortunadamente, existen múltiples terapias que van desde las medidas ambientales, pasando por medicamentos, hasta el uso de inmunoterapia o vacunas para darle un manejo adecuado a este tipo de patologías”.

Ya lo sabes. Si los gatos representan para ti la mejor de las compañías, pero eres sensible a los alérgenos, existen soluciones terapéuticas que te ayudarán a convivir con ellos sin afectar tu salud.

Para una convivencia feliz
Estas son algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para atenuar la alergia:

- Cepillar al felino frecuentemente en un espacio abierto. Preferiblemente, esto debe hacerlo alguien que no sea alérgico.

- En lo posible, evitar el baño frecuente, ya que bañarlos en exceso produce resequedad en la piel del animal, aumentando la descamación y esparciendo mayor cantidad de Fel d1.

- La esterilización del gato es otra alternativa, ya que hormonalmente se reduce la producción de esta proteína.

- Evitar tapetes y elementos decorativos que almacenen los alérgenos en casa.

- Mantener muy aseados y ventilados los espacios del hogar, en especial las habitaciones y los sitios de descanso del animal.

- Evitar dormir con el gato en la misma habitación.

- Si no es posible lograr que el felino permanezca fuera de tu cama, puedes cubrirla con una manta para protegerla.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.