El marcaje con orina puede producirse por factores de tipo hormonal, ambiental o por la presencia de una enfermedad. El marcaje con orina puede producirse por factores de tipo hormonal, ambiental o por la presencia de una enfermedad. Foto: 4Patas.com.co

Aquellos rastros incómodos

Las marcas de orina son una clara muestra de la naturaleza felina y una de las más comunes y problemáticas. Estas son algunas claves para saber manejarlas.

En el caso de los gatos de compañía, existen tres claras formas de manifestación de marcaje con orina, que podemos definir como de tipo hormonal, ambiental o enfermedad.

Cuando hablamos de un marcaje hormonal nos referimos al comportamiento sexual que ocurre cuando un gato entra en edad reproductiva (mayores de 6 a 7 meses). Para realizarlo, el felino se levanta, habitualmente haciendo un movimiento con sus patas traseras, sacude la cola y esparce una pequeña cantidad de orina sobre una superficie vertical, por ejemplo una pared, dejando una evidente marca de olor. En las gatas, los estrógenos pueden estimular dicha conducta y los progestágenos inhibirla, ello implica que las que marcan con orina, suelen hacerlo durante la época de celos.

En estos casos la mejor solución es la castración de los gatos antes de empezar la madurez sexual tanto en machos como en hembras. Por medio de esta práctica se inhibe todo el sistema hormonal y las mascotas no sentirán la necesidad de realizar este comportamiento.

En casos de marcaje de tipo ambiental, el gato puede empezar a orinar en diferentes lugares como respuesta a una alteración en su entorno. Aquí su objetivo es volver a delimitar y recordar su espacio. Lo anterior ocurre así el gato esté castrado y consiste también en pequeños chorros en diferentes lugares de la casa, como sofás, tapetes o en los espacios donde más se sienten invadidos. Las razones más frecuentes para este comportamiento son cambios asociados a la llegada de un bebé o personas extrañas, un nuevo gato, gatos en el área o en celo, entre otros.

A diferencia de la marcación hormonal que es realizada en superficies verticales, esta ocurrirá en cualquier superficie y parece más un acto de rebeldía ante una nueva situación que les incomode. Dicho comportamiento está relacionado con la ansiedad felina y se puede tratar con terapias de juego y atención.

Los marcajes relacionados con la salud del gato son evidentes ya que, sumado a las evacuaciones involuntarias, los gatos presentarán síntomas de dolor y decaimiento. Es muy importante ver la forma de marcaje de un gato y si está dejando de ir a la bandeja sanitaria, ya que puede existir una enfermedad del tracto urinario que incurra en que el gato se abstenga de orinar dentro de la caja y expulse pequeños chorros en otros lugares. Cuando esto sucede, lo mejor es consultar al médico veterinario, realizar algunos exámenes de rutina y seguir la medicación. Lee: ABC de las enfermedades del Tracto Urinario en gatos.

Los gatos pueden enfermase por alteraciones asociadas al estrés por lo que deben estar en un ambiente seguro y tranquilo para garantizar su salud y buen comportamiento.

Por: Catalina Cuadros. Zootecnista de la Universidad de la Salle. Realizó estudios en Broward Comunity College, Estados Unidos, de nutrición y fisiología de pequeños animales con énfasis en felinos. Actualmente tiene su propia empresa de arena ecológica para gatos, Ecocat.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.