El concentrado nuestro de cada día

La medida de alimento que le suministras a tu gato determinará su desarrollo y su calidad de vida. A continuación, lo que debes tener en cuenta a la hora de dividir sus porciones.

La salud de un felino depende, en gran parte, de su buena alimentación. La doctora Adriana Patricia López, médica veterinaria de la Universidad de La Salle, responde las principales inquietudes con respecto a las cantidades precisas de comida para estas mascotas.

¿Cómo suministrar porciones de alimento adecuadas?

Según López, el cálculo de la ración correcta para los gatos está definido desde hace ya varios años, y es el veterinario o el zootecnista quien podrá proporcionar el dato preciso. Por otra parte, no es recomendable tasar la porción ‘al ojo’ o ‘dándole un puño de alimento’, como suelen comentar algunos propietarios.

¿Qué factores determinan la porción?

La edad, el peso actual, el peso ideal, el nivel de actividad, el sexo, el estado reproductivo y las enfermedades previas del animal, entre otros indicadores, sirven para definir la cantidad correcta de alimento para cada mascota en particular. Por ejemplo, un gato cachorro requerirá comida con más frecuencia (tres o cuatro veces al día) y un adulto estará bien con solo dos platos diarios, pues el metabolismo de estos últimos funciona más lentamente.

¿Qué debe contener cada plato?

Según la doctora López, los concentrados que ofrece el mercado brindan los nutrientes necesarios para un gato; sin embargo, si queremos complementar su dieta, podemos añadirle carne de pollo o pescado a la porción habitual, eso sí, siempre contando con la asesoría del veterinario. Tanto el exceso como la ausencia de nutrientes pueden generar enfermedades. En el caso de la comida húmeda es necesario dosificarla, pues su contenido graso es mayor.

Estos son los 5 alimentos que tu gato amará comer.

¿Y los dispensadores automáticos de comida?

Depende de su uso. Actualmente, todas las razas felinas son propensas a la obesidad, debido a las restricciones de los espacios externos y a su permanencia en el interior de viviendas, que no les permiten quemar toda su energía. El dispensador existe para cubrir nuestras ausencias en la casa o el apartamento, mas no para suplir el deber de alimentar a nuestra mascota. El aburrimiento podría llevarlos a comer sin control, por lo que es mejor servirles únicamente la medida diaria recomendada por el veterinario.

¿Existen otras estrategias para darles alimento?

Elementos como pelotas de alimentación o tubos que los retan a conseguir la comida, no solo brindan la posibilidad de ponerles pequeñas porciones sin caer en la exageración, sino que también estimulan el instinto cazador del felino. Igualmente, puedes esconder comida en diferentes partes de la casa, y a distintas alturas, para que tu gato realice actividad física extra.

No olvides que…

  • Una ración bien calculada da como resultado el peso ideal del gato.
  • Debes incentivar en tu mascota actividades físicas mediante el juego para evitarle la obesidad.
  • No es bueno que suplementes innecesariamente a tu animal. Tampoco le des golosinas sin razón.
  • Es importante que te asesores constantemente del veterinario para que monitoree la cantidad y el tipo de alimento que le estás suministrando a tu gato.

 Puede interesarte: ¡No más rasguños! Aprende a lavarle los dientes a tu gato.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.