Esta es la razón por la que los gatos no deben comer frutas ni verduras

Las frutas y verduras son beneficiosas para los humanos, pero no para los gatos. Te contamos cuál es la razón.

El cuidado en la alimentación para una mascota es una forma en la que los dueños quieren mostrar lo mucho que las consienten y diseñarles una dieta que sea apta para ellos supone una serie de requisitos que el propietario debe tener en cuenta al momento de alimentarlas, para que éstos no vayan a afectarle la salud y sí les permita tener un ritmo de vida adecuado.

Para aquellos que tienen felinos, planear la alimentación adecuada significa entender el comportamiento de sus mascotas y algunas características necesarias para no caer en el error de darles viandas que podrían generarle efectos contrarios a los que se esperaban.

La Dra. Adriana López, docente de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, hace unas observaciones para que los propietarios de los amigos gatunos tengan en cuenta al momento de alimentarlos.

  • Los gatos en estado silvestre son carnívoros estrictos, por lo cual, los alimentos balanceados de buena calidad que se encuentran en el mercado se han diseñado bajo esta premisa y cumplen con los requerimientos nutricionales de nuestra mascota.

Teniendo en cuenta lo anterior, suministrar frutas o vegetales en la dieta de nuestro gato podría eventualmente generar un desbalance por exceso de vitaminas y minerales principalmente.

  • Para la dieta humana es de suma importancia el consumo de frutas y vegetales ya que somos seres omnívoros, por esto, el propietario de mascota tiende a suponer que este tipo de alimentos también serán benéficos para el gato.

Sin embargo, hay algunos alimentos que comúnmente tenemos en nuestro hogar y que en ocasiones le permitimos a nuestras mascotas para que consuman, pero debe tenerse en cuenta que estos pueden ser perjudiciales para la salud del felino, entre ellos tenemos:

  • Chocolate: contiene Teobromina que puede intoxicar a nuestra mascota ocasionando alteraciones digestivas, musculares, nerviosas y cardiacas.
  • Manzanas, ciruelas y frutos con semillas: sus semillas contienen cianuro que causará en nuestra mascota convulsiones y alteraciones del sistema nervioso.
  • Ajo y cebolla: Contienen sulfóxidos que generan anemia e insuficiencias renales.
  • Alcohol: puede causar descensos peligrosos de la glucemia, presión arterial y la temperatura corporal

Aunque existen otros alimentos que pueden causar alteraciones en la salud de nuestra mascota, los nombrados anteriormente son los más comunes, sin embargo debe tenerse en cuenta que dependiendo de la cantidad consumida se presentarán los signos anteriormente mencionados.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.