Enfermedades del oído felino

El oído felino es uno de los sentidos básico para la especie; es una herramienta importante para su supervivencia y percepción del entorno.

Los oídos no son solamente complemento físico de la cabeza: son el inicio de una cavidad compleja e importante de conocer:

•    Oído externo: está conformado por las partes que van desde la punta de la oreja hasta el tímpano, donde se encuentra el pabellón auricular, un cartílago recubierto por piel provista de pelo corto y comúnmente erecto en el gato. A este le sigue el canal vertical normal de color rosado pálido, de apariencia brillante y seca. La cera es de color café oscuro. La siguiente parte es el conducto auditivo, que es vertical y al finalizar limita con el tímpano.

•    Oído medio: inicia con la cavidad timpánica y contiene la cadena de huesecillos llamados estribo, yunque y martillo.

•    Oído interno: es el hueso petroso temporal y está formado por órganos de la audición y el equilibrio, como los canales semicirculares (equilibrio) y el órgano de Corti (audición). Es este último el que está defectuoso en la sordera congénita de algunos gatos blancos.

Enfermedades más comunes

En los pabellones auriculares:

Heridas: causadas por otros gatos en peleas callejeras o en juegos bruscos entre mascotas que conviven juntas.

Hematomas: son ampollas que se llenan de sangre gracias a pequeños vasos sanguíneos que causan hemorragias entre la piel y el cartílago, y que generalmente se encuentran ubicadas entre la zona cóncava interna del oído. Pueden aparecer por un rascado violento ante una comezón de múltiples orígenes.

Dermatitis solar: es causada por la exposición al sol y se da casi siempre en gatos de orejas blancas o de color muy claro. Sus principales síntomas pueden ser orejas enrojecidas y descamadas. En el curso de la enfermedad aparecen úlceras y costras, sobre todo, en la punta de las orejas.

En el canal vertical:

Otitis parasitaria: enfermedad muy frecuente. El parásito causante es el otodectes cynotis, el ácaro de la sarna. Este es visible a simple vista y luce como pequeños puntitos blanquecinos que a menudo se mueven.

Enfermedad del oído medio:

Otitis media: oculta una infección de tipo bacteriano y debe ser controlada a tiempo, ya que puede afectar el equilibrio del felino.


Sinónimo de prevención

Se debe realizar una limpieza a fondo con extremo cuidado y precaución para no lastimar la oreja del gato ni ningún órgano interno del oído. Aquí algunos consejos:
1.    Puede hacerse con bolitas de algodón o copitos que se impregnan de algún tipo de solución especial.
2.    Es aconsejable limpiar semanalmente el oído externo y visitar regularmente al médico veterinario para hacer una limpieza más profunda.
3.    No se recomienda hacer un aseo diario, pues el oído es un órgano muy delicado.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.