¿Por qué los perros se parecen a sus dueños?

La semejanza morfológica entre un tipo musculoso con un pitbull o a una mujer de pelo largo corriendo en el parque con un golden retriever, no es sólo una coincidencia. Esto puede tener una respuesta psicológica.

Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de California comprueba que nuestra forma de escoger una u otra mascota, no sólo está determinada por la conexión emocional que el animal pueda despertarnos, sino lo parecidos que puede ser a nosotros en su apariencia física.

Para confirmar esta teoría, el psicólogo Michael Roy visitó diferentes parques caninos y tomó fotografías de varios perros junto a sus dueños. Después le pidió a un grupo de voluntarios que emparejaran a los dueños con sus mascotas a partir de su apariencia, y el resultado fue muy preciso: los ojos, el pelo largo, la contextura e incluso  las orejas largas, fueron determinantes para relacionarlos.

La hipótesis toma más fuerza ya que puede ser una derivación de la forma en que los humanos buscan pareja: se dice que sin darnos cuenta, elegimos personas que se parecen a nosotros para asegurar, por medio de los genes, que habrá compatibilidad.

Incluso, esto nos permite entender porque nuestros perros tienen un comportamiento tan parecido al de sus dueños.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.