¿El perro y el gato pueden vivir juntos?

Cuando peleas con otra persona, se dice que se la pasan como perros y gatos. Eso quiere decir, que según algunas personas, estos dos animales no se llevan nada bien. Si quieres saber cómo mejorar la convivencia entre estos dos animales, te damos algunos consejos.

  1. La convivencia entre un perro y gato es mejor que se dé desde pequeños. De esta manera tendrán ambos una mejor adaptación. Si no es así, el perro tiene una mayor adaptación a los cambios, por eso es mejor que sea él quien reciba al gato. Te darás cuenta de que el perro y el gato sí pueden vivir juntos.
  2. Si tu perro o tu gato ya está grande, ten en cuenta que será mejor traerle un compañero cuando aún sea pequeño. A medida de que crecen se les complica más tolerar al que sería su nuevo compañero.
  3. Si uno es pequeño y el otro ya adulto, se debe tener en cuenta que no se le puede poner más cuidado a uno que a otro. Además se debe vigilar que el pequeño no intervenga en los deseos del grande. Es decir, que uno quiera jugar y el otro quiera descansar.
  4. Si tanto el perro como el gato son adultos, es mejor incorporarlos con el tiempo. Es decir, permitir que antes de la llegada de alguno a la casa, se conozcan con anterioridad y puedan compartir y relacionarse antes de la convivencia.
  5. Aunque se lleven bien, es importante que cada uno tenga su espacio. Tanto perro como gato deben tener su cama y su espacio para alimentarse.

La convivencia entre perros y gatos no es tan compleja como se dice. Sin embargo, es mejor tener en cuenta estas reglas a la hora de tener a los dos dentro de una misma casa. Recuerda que nada mejor que juntarlos desde pequeños, así se criarán como hermanitos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.