El gato puede tener estrés... ¡y no lo sabes!

Si notas comportamientos extraños en tu gato, pero no sabes qué le sucede, puede estar sufriendo de estrés. Analiza sus actitudes y date cuenta si esa es la razón de su comportamiento.

Revisa sí...

Comienza a orinarse en todas partes y, luego de llevarlo al veterinario, te das cuenta que no es una infección, entonces puede ser un signo de estrés.  No lo regañes, puede estar teniendo cambios en su rutina diaria y esa es la razón de su actitud.

Tiene una postura especial. Encogido y rígido en el suelo, además de jadeos constantes

Era muy tranquilo y de un momento a otro se empezó a volver agresivo y te muerde o araña constantemente. Si es así, no lo regañes,  pueden ser síntomas de aburrimiento.

Se comporta compulsivamente y muestra actitudes exageradas y reiterativas, como lamer ciertas partes de tu cuerpo, con intensidad, o morder continuamente un objeto.

Si ves alguna de estas señales, no lo pienses, puede ser estrés.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.