¡Adiós a los nudos!

Si el pelo de nuestra mascota se ha descuidado demasiado y los nudos están muy cerrados, existen alternativas además de cortarle el pelo para solucionar este problema:

  • Si, tocando los nudos del pelo con los dedos, compruebas que no están muy apretados y logras moverlos, es porque aún puedes arreglar el problema sin necesidad de cortarlo todo. Lo primero que tienes que hacer es desenredarlos con tus dedos. En este paso olvídate de los peines, que lo único que harán será cerrar más los nudos.
  • Luego de ablandar el pelo enredado, prepara un baño con agua caliente para tu mascota. Báñalo usando gran cantidad de champú especial para perros por todo el cuerpo. Después, extiende acondicionador y déjalo actuar por cinco minutos. Es importante que cubras todo su pelo, por eso para que tu mascota no se aburra o inquiete, entretenlo con un juguete en la bañera.
  • Enjuaga muy bien el producto con agua tibia para que no queden residuos en la piel o pelo de tu perro. Luego sécalo, preferiblemente con un secador (con cuidado para no quemarlo), mientras lo peinas con una peinilla metálica y púas anchas, que es la más adecuada para los nudos.
  • Si logras superar la prueba y tu mascota queda libre de nudos, procura cepillarlo diariamente para que esto no vuelva a ocurrir. Esto hará que los nudos no se acumulen y corras el riesgo de reventarle el pelo y causarle dolor. 
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.