Si bien hay razas cuya fisionomía les permite sortear con mayor agilidad las pruebas de obstáculos, cualquier perro con un estado físico atlético está en capacidad de practicar este deporte. Si bien hay razas cuya fisionomía les permite sortear con mayor agilidad las pruebas de obstáculos, cualquier perro con un estado físico atlético está en capacidad de practicar este deporte. Foto: 4Patas.com.co

Agilidad a prueba

Por hobbie o a nivel competitivo, cada vez son más los perros en Colombia y el mundo que se entrenan en agility. Su práctica trae beneficios para la salud física y emocional del animal, además de consolidar un estrecho vínculo afectivo con el guía.

Saltar las vallas, atravesar el neumático, cruzar un túnel flexible y subir con equilibrio sobre el balancín, son algunas de las pruebas más comunes que enfrentan los perros que practican agility, una disciplina que surgió inspirada en las pruebas de equitación y en la que se emplea un circuito con diversos tipos de obstáculos para incentivar las habilidades físicas y mentales de los perros.

El propósito es que los cachorros completen el circuito bajo la guía del entrenador, por lo que es una oportunidad para que, tanto amos como mascotas, se diviertan y se ejerciten. Es posible realizarlo como hobbie, pues es un entrenamiento ideal para cualquier perro, pero también adquiere relevancia como modalidad deportiva de competencia, en la que se declara ganador a quien completa el circuito más rápido, cometiendo el menor número de fallas.

Un deporte para todos
Como explica Diego Hernández, miembro de la comisión de agility de la Asociación Club Canino Colombiano (ACCC) –la cual regula todo lo referente a la práctica del deporte en el país–, si bien hay razas cuya fisionomía les permite sortear con mayor agilidad las pruebas de obstáculos, cualquier perro con un estado físico atlético está en capacidad de practicar este deporte. Los border collie, poodle, pastor alemán, golden retriever y labradores marcan las principales tendencias en el país a nivel competitivo.

El circuito en Colombia

El agilitiy inició su práctica formal en el país en 1997. Todas las competiciones deben ser avaladas por la ACCC, la cual cuenta con un grupo de jueces certificados por la Federación Cinológica Internacional (FCI) para designar la calificación. La asociación organiza los campeonatos oficiales en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cali. Para competir, es necesario formar parte de un equipo inscrito ante esta organización.

En las competiciones, los perros se clasifican en siete grados diferentes de acuerdo a su edad y a los logros obtenidos. Hay diversas modalidades, pero la más tradicional se realiza en dos pruebas: jumping, con obstáculos de saltos y túneles, y agility, en la cual entran, además de los anteriores, las pruebas de zona, como pasarela y balancín.

Con representantes de diferentes razas, Colombia ha participado en competencias internacionales, obteniendo resultados significativos en la copa Las Américas y el Caribe, y también asistiendo al mundial de agility organizado por la FCI.

Salud y bienestar

El entrenador, David Rodríguez explica los principales beneficios que trae la práctica del deporte, entre ellos, el agility:

- Disminuye la ansiedad de las mascotas.
- Fortalece los reflejos.
- Aumenta la atención, concentración y obediencia.
- Desarrolla capacidades de socialización.
- Estimula la inteligencia y la capacidad de respuesta.
- Consolida la complicidad y el vínculo afectivo entre amo y mascota.

Guía para principiantes
- Antes de iniciar un entrenamiento formal, “lo primero que el amo debe hacer es enseñarle a jugar a su mascota”, explica David Rodríguez. Que el animal disfrute respondiendo a las instrucciones, realizando las actividades y compartiendo tiempo con su guía, es esencial.

- Al ser un deporte de habilidad y precisión, también es necesario fomentar la disciplina y obediencia en la mascota para que se mantenga atenta y no caiga ante las distracciones que normalmente se encuentran en las competencias, como lo son otros perros.

- Una vez se cumplen estos requisitos, es posible iniciar con la práctica de algunos movimientos. Para esto se utilizan recompensas variadas, que pueden ser snacks o juguetes.

- Finalmente, se puede continuar el entrenamiento en lugares especializados para ello. En Colombia, diferentes sitios ofrecen estos servicios y, además, se puede encontrar asesoría a través de la Asociación Club Canino Colombiano.

Las cifras
De acuerdo con la Asociación Club Canino Colombiano, la inversión mensual para practicar de forma competitiva este deporte puede ser de aproximadamente 400.000 pesos mensuales. En el país, cerca de 90 perros participan con regularidad en las competiciones en Bogotá, Cali y Medellín.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.