Los animales buscan tener voz en el Concejo de Medellín

Aníbal Vallejo, abogado, columnista, pintor y defensor de animales, conversó con 4Patas sobre su amor por los peludos y su interés de tener un asiento en el Concejo de Medellín.

“El vínculo que yo tengo con los animales se dio de una forma natural. Como le sucede a cualquier persona. Siempre hay un animal cercano”, asegura Aníbal Vallejo. Las continuas visitas a la finca de sus abuelos maternos en Envigado, hicieron que desde pequeño surgiera en él, un amor profundo hacia los animales.

La primera vez que tuvo que alzar la voz por ellos fue en los años 70, cuando al mudarse a un apartamento con un cachorro se encontró con la oposición de la administración del edificio. Y fue este precisamente su primer logro: sentar un precedente para reglamentar la tenencia de mascotas en propiedad horizontal en Medellín.

Tiempo después se encontró con una triste escena de maltrato animal en las calles de la ciudad. “No tenía otra opción. O seguía indiferente o lo levantaba del pavimento”, recuerda. Luego se unió a la Sociedad Protectora de Animales de Medellín, para trabajar todos los días de su vida por los que no tienen voz.

La Sociedad Protectora de Animales de Medellín es la más antigua del país (1917) y gracias a esos 98 años de presencia se han generado cambios estructurales en la sociedad medellinense. “Por ejemplo”, explica Vallejo, “a raíz de una tutela que presentamos en 2001, se obligó al alcalde a construir un refugio para animales en la ciudad”.

Al igual que su hermano Fernando, el famoso escritor, es un activo defensor de los derechos de los animales. Actualmente, preside la Sociedad Protectora de Animales de Medellín y forma parte de los comités de bienestar animal de todas las facultades de veterinaria que hay en la ciudad.

Precisamente, la necesidad de que se garanticen los derechos de los peludos, lo llevaron a sus 70 años a lanzarse como candidato al Concejo de Medellín en las próximas elecciones. “No buscamos misericordia. Es un principio y un derecho de igualdad. Voy al concejo para lograr lo que como ciudadano no puedo alcanzar”, sostiene enfáticamente Vallejo.

“Mi pretensión no es aprovecharme mediáticamente de los votos que me pueden dar los amantes de los animales”, señala. Contrario a los políticos oportunistas que surgen en la coyuntura animalista actual, Vallejo es verdaderamente una persona que le ha entregado su existencia a la causa de los derechos de los animales.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.