El juego con pelota o frisbee, por sencillo que parezca, es una gran alternativa a la hora de poner a prueba la capacidad física de su mascota. El juego con pelota o frisbee, por sencillo que parezca, es una gran alternativa a la hora de poner a prueba la capacidad física de su mascota. Foto: 4Patas.com.co

Training para dos

La obesidad, el estrés y la falta de rendimiento físico, son problemas que afectan tanto a las personas como a sus mascotas. Este es un plan de ejercicios que puedes realizar con tu perro y, sobre todo, ¡divertirte!

En “bici”
Montar en bicicleta ofrece ventajas adicionales en términos de ejercicio cardiovascular. Los cambios graduales de velocidad son muy útiles para estimular la pérdida de peso y el fortalecimiento tanto en humanos como en los perros. Acelerar el ritmo obligará a su mascota a correr más rápido de lo que lo haría normalmente, y desarrollará mayor agilidad y resistencia; sin embargo, no debes excederse, recuerda que vas en dos ruedas y el perro en sus cuatro patas. Lee: Consejos para montar en ‘bici‘ con tu perro.

Lucha libre
¿Quién se lo imaginaría? jugar con tu mascota es uno de los mejores ejercicios físicos para ambos. Lo que para algunos podría parecer una actividad llena de adrenalina, fuerza y algo de rudeza, para ellos es simplemente diversión. De hecho, en la lucha libre sueltan tensión, se fortalecen los músculos y queman energía, pues aumenta su ritmo cardiaco. En el otro lado, al ejercer fuerza sobre ellos, los humanos fortalecen sus brazos, hombros, espalda y abdomen. El secreto está en evitar la agresividad.  

Tira y afloja

Sosteniendo una cuerda mediana con sus manos, juega con su perro, motivándolo a tomarla con los dientes y halar de ella. Esta actividad exige un importante uso de energía para ambos, pues medirán su fuerza hasta que alguno de los dos se quede con la cuerda. Los perros de raza grande son ideales para este ejercicio, porque equilibran el peso y la tensión ejercida por los humanos. Trabajarás tus bíceps, tríceps y, además, fortalecerás tu abdomen.

“Corre perro, ¡corre!”
Dada su competitiva naturaleza, en este ejercicio, los perros, además de compañía, son un estimulante para incrementar el rendimiento físico. Procure iniciar trotando hasta alcanzar un ritmo que pueda mantener, pues una vez tome velocidad, tu mascota querrá ganarte. Este trabajo cardiovascular resulta muy exigente si se realiza dos o tres veces por semana durante una hora.

No estamos listos, mejor caminar…
Si tu capacidad física o la de tu mascota aún no permite mantener un trote acelerado, entonces opta por caminar tranquilamente a través de senderos naturales o montañosos, en los que también pondrás a prueba su resistencia. Los ascensos y descensos, propios de este tipo de caminos, lt permitirán fortalecer tus glúteos, piernas y zona lumbar. Una caminata junto a tu perro, por un tiempo mínimo de 45 minutos, es un excelente ejercicio para el sistema respiratorio, la circulación y la quema de grasa. Lee: Indicaciones para salir a caminar con tu mascota.


Atrápala si puedes
El juego con pelota o frisbee, por sencillo que parezca, es una gran alternativa a la hora de poner a prueba la capacidad física de su mascota. Sin embargo, para que el trabajo sea conjunto, debes, además de realizar el lanzamiento, correr para recuperar el objeto. Intenta lanzar la pelota o el disco lo más lejos que pueda y superar a tu perro en la carrera tras ellos. Efectúa este ejercicio al menos una vez por semana.

Relajación canina
La tendencia del “doga” o “yoga con perros” surgió hace relativamente poco en  Estados Unidos y ya se encuentra presente en varios países del mundo. Consiste en realizar algunos de los ejercicios de relajación y estiramiento propios de esta práctica, y hacerlo, incluso con el apoyo de la mascota, de manera que también surta efecto en ellas. Esta opción resulta muy útil para quienes no pueden realizar ejercicios de mayor requerimiento físico.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.