Bitácora de un paseo

Una salida al aire libre le brinda a las mascotas momentos llenos de bienestar, salud y emociones compartidas con sus amos. Es importante que conozcas las indicaciones para hacer de este plan una actividad saludable y sin complicaciones.

Los preparativos
- Si la salida es con varios perros y sus amos, asegúrate de que las mascotas invitadas sean educadas. Es decir, que respondan al llamado de sus dueños y que puedan ser fácilmente guiadas con la ayuda de la correa. Adicionalmente, se aconseja que los perros se conozcan previamente, pues la mayoría de las peleas entre ellos se dan por falta de socialización y conocimiento.

- Cerciórate de que tu mascota no padece ningún tipo de enfermedad respiratoria o cardíaca. Así mismo, debe tener un buen nivel de nutrición y estar habituada a hacer ejercicio.

- Si la mascota es adoptada, debes entrenarla antes de llevarla al campo para que no huya al momento de soltarla. La mayoría de los perros rescatados deben ser rehabilitados y tener un adiestramiento completo, ya que tienden a ser escapistas.

¿Qué llevar?
- Vestimenta cómoda, tanto para el amo como para la mascota. No es aconsejable que tu perro use ropa, chalecos con pesas, ni cadenas cargantes.
- Agua suficiente para el tiempo del paseo, así como también la comida habitual de tu perro. No olvides los comederos y bebederos portátiles.
- Capas de invierno, tanto para ti como para tu mascota.
- Bolsas para recoger los excrementos y una pala.
- Por prevención, lleva un bozal y un botiquín de primeros auxilios. Este debe estar compuesto por tabletas para entablillar, esparadrapo, agua oxigenada, antiséptico tópico, algodón y gasas.
- Juguetes variados para su entretención. Pelotas, huesos, bolas y cuerdas, una piscina portátil, entre otros.

¿A dónde ir?
Los mejores paseos son los que se hacen en sitios autorizados, donde se encuentren montañas y campos abiertos. En las afueras de la ciudad existen sitios donde los amos pueden llevar a sus mascotas a paseos ecológicos. El encuentro con la naturaleza ofrece un equilibrio entre el mundo humano y el animal.

¿Qué hacer?
La agenda debe estar ajustada al tipo de mascota y a la edad. Todos los perros tienen características físicas diversas y, por lo tanto, los ejercicios deben ser acordes a sus necesidades.

- Si se trata de un cachorro, desde los tres meses puedes entrenarlo a través de ejercicios sencillos, como esconderte para que te encuentre o enseñarle el silbido al que debe responder cuando lo necesitas.
- Utiliza juguetes básicos. No son aconsejables los troncos de madera, ya que tienen astillas y los animales se pueden lastimar.
- Trota o camina por un sendero ecológico. Recuerda que tu mascota debe ir siempre a tu lado; mantén un ritmo adecuado.
- Todos los perros son nadadores por instinto. A 90% les encanta jugar en el agua. No es recomendable que se sumerjan en un río donde se genere fuerza y caudal, ya que corren el riesgo de ahogarse.
- ¡No olvides recoger los excrementos de tu perro! Esto se traduce en bienestar para las mascotas y el medioambiente.

Después de la jornada
- Asegúrate de felicitar (y premiar) a tu mascota por su buen comportamiento en el paseo. Hazlo mediante caricias, galletitas, palmadas en su espalda, abrazos y susurros.
- Déjalo dormir cuando lo desee, el perro quedará profundo después del ejercicio.

Asesoría: Gloria Vargas, directora de Mascotas Cívicas por Colombia
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.