Las mascotas y sus derechos

La legislación colombiana establece algunas condiciones para garantizar el bienestar de los perros y gatos. Conoce cuáles son.

Para garantizar una vida plena a nuestras mascotas, Colombia ha dispuesto el Estatuto Nacional de Protección animal, Ley 84 de 1989. Estos son algunos de los derechos que, como sus responsables, debemos garantizarles.

Según la ley, “cuando se trata de animales domésticos o domesticados, en cautividad o confinamiento, las condiciones descritas en el presente artículo deberán ser especialmente rigurosas, de manera tal que los riesgos de daño, lesión, enfermedad o muerte sean mínimos”:

• Mantener el animal en condiciones locativas apropiadas en cuanto a movilidad, luminosidad, aireación, aseo e higiene.
•  Suministrarle bebida, alimento en cantidad y calidad suficientes, así como medicinas y los cuidados necesarios para asegurar su salud, bienestar y para evitarle daño, enfermedad o muerte.
•  Suministrarle abrigo apropiado contra la intemperie, cuando la especie de animal y las condiciones climáticas así lo requieran.
Además, sanciona con penas los actos de crueldad hacia los animales, traducidos en acciones como:*
•  Herir o lesionar a un animal por golpe, quemadura, cortada, punzada o con arma de fuego;
•  Causar la muerte innecesaria o daño grave a un animal obrando por motivo abyecto o fútil;
•  Causar la muerte inevitable o necesaria a un animal con procedimientos que originen sufrimiento o que prolonguen su agonía. Es muerte inevitable o necesaria la descrita en los artículos 17 y 18 del capítulo quinto de esta Ley;
• Enfrentar animales para que se acometan y hacer de las peleas así provocadas un espectáculo público o privado;
• Convertir en espectáculo público o privado, el maltrato, la tortura o la muerte de animales adiestrados o sin adiestrar;
•  Usar animales vivos para entrenamiento o para probar o incrementar la agresividad o la pericia de otros animales;
• Toda privación de aire, luz, alimento, movimiento, espacio suficiente, abrigo, higiene o aseo, tratándose de animal cautivo, confinado, doméstico o no, que le cause daño grave o muerte;
• Abandonar sustancias venenosas o perjudiciales en lugares accesibles a animales diferentes de aquellos a los cuales específicamente se trata de combatir;
•  Sepultar vivo a un animal;
•  Confinar uno o más animales en condiciones tales que le produzca la asfixia;
•  Ahogar a un animal;
•  Lastimar o arrollar un animal intencionalmente o matarlo por simple perversidad.

*Algunos de estos numerales tienen excepciones.

Lea también: ABC de las leyes para la tenencia de mascotas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.