Existen varios perros famosos del dog dancing. Por un lado, está Carrie, la golden retriever chilena que ha recorrido el mundo bailando el popular merengue El baile del perrito y Nathan, el perro que se hizo famoso en las redes por bailar con entusiasmo el Gangnam style. Existen varios perros famosos del dog dancing. Por un lado, está Carrie, la golden retriever chilena que ha recorrido el mundo bailando el popular merengue El baile del perrito y Nathan, el perro que se hizo famoso en las redes por bailar con entusiasmo el Gangnam style. Foto: 4Patas.com.co

En dos patas

¿Te gusta bailar y adoras pasar tiempo con tu perro? Seguro te encantará saber más acerca del dog dancing. Incluso, si eres osado, te animarás a crear junto a tu mejor amigo una coreografía que hará sonreír a todos.

Alegría canina fusionada con complicidad humana más un toque de música, baile, dedicación y obediencia: eso es el dog dancing, también conocido como canine freestyle o heelwork to music. Se trata de un deporte en el que el trabajo en equipo -perro y guía- y los diferentes ritmos se combinan para dar lugar a una obra artística coreografiada, la cual convierte a los perros en verdaderas estrellas.

¿De dónde surgió?
El baile perruno apareció, aproximadamente, hace 20 años en varios lugares del mundo como Estados Unidos, Canadá e Inglaterra. Su objetivo era hacer más creativos los entrenamientos caninos. Oficialmente, el primer grupo de canine freestyle se formó en 1991 en Canadá, desde donde se expandió a muchos otros países.

Como actividad competitiva, el heelwork to music tuvo una aparición relativamente reciente. En esta actividad, una tierna combinación de ejercicios con ritmos musicales, el perro tenía que demostrar sus conocimientos y su disciplina al son de una rutina previamente ideada. Existen dos categorías principales que definen el dog dancing: heelwork to music y estilo libre. La primera está basada en la obediencia, y aunque el can camina sin correa junto a su entrenador, debe dar la impresión de que los une un lazo invisible. En la segunda, el animal hace movimientos con mucha más libertad; se pueden mezclar giros, saltos y trucos en un despliegue de creatividad.

Aprendiendo a bailar
Si decides incursionar en el dog dancing y divertirte junto a tu peludo amigo, debes saber que no es necesario ser un gran bailarín (o bailarina), ni que tu perro sea el rey de la obediencia.

Sin embargo, tu mascota sí debe tener nociones de adiestramiento, pues tendrá que seguir tus indicaciones para sentarse, acostarse, girar y realizar los demás comandos. Es importante que, mientras experimentas diferentes géneros musicales, te fijes bien a cuál responde tu perro con más entusiasmo. Y si deseas participar de manera competitiva, puedes encontrar información adicional en la página web oficial del Kennel Club, a lo mejor tu perro termina ganando importantes competencias a nivel internacional. ¿Qué dices, te animas?

Paso a paso
Enseñarle a tu ‘mejor amigo’ a moverse en dos patas precisa calma y dedicación, pero sin duda vale la pena. Además de ser emocionante, y de unir sus lazos afectivos, aumentará la fuerza de tu compañero. Aquí, algunas nociones básicas.

1. Para empezar, pon tu perro delante de ti y atráelo solo con sus patas traseras; muéstrale tu emoción, pues el afecto es fundamental para su aprendizaje.
2. Ya que los perros no actúan por condicionamiento operante, debes esforzarte por repetir los pasos y hacer que los comprenda. Introduce comandos verbales como "danza" para que tu amigo se familiarice con la posición de baile. Puedes poner galletas en tu mano derecha, mientras con la izquierda indicas el lugar donde debe estar en dos patas, respondiendo a tu indicación.
3. Es clave tener siempre una buena comunicación con tu perro y estar dispuesto a entender todas sus señales. Cuando notes que permanece sobre sus patas traseras sin mayor dificultad, sírvete de un incentivo para atraerlo hacia tu lugar; luego, apoyado en ti, trata de hacer que camine en círculos. Con el paso del tiempo sus músculos se fortalecerán y ya será capaz de hacerlo por cuenta propia. En ese momento, su próximo reto podría ser el moonwalk de Michael Jackson, así que ¡no dejes de practicar!

Por: Natalia Lima B.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.