El peligro de la ciclovía para los perros

Hacer actividad física acompañados de nuestros perros es divertido y saludable. ¿Pero para tu mascota es realmente bueno? ¡Averígualo!

Los días de ciclovía son para muchas personas los preferidos para hacer ejercicio; el problema es que para los perros tener que correr a la velocidad de una bicicleta, o incluso caminar largas distancias bajo el abrasador sol capitalino puede ser demasiado exigente para su organismo, sobretodo si el perro no esta acostumbrado a realizar actividad física de alta exigencia regularmente.     

Si quieres lograr que los días de ciclovía no se conviertan en una pesadilla para tu perro, es indispensable que sigas las siguientes recomendaciones:

  • Lleva suficiente agua y un recipiente donde el perro pueda beber cómodamente. Has paradas cada 20 a 30 minutos para hidratarlo, sobretodo si esta haciendo mucho calor.
  • No pedalees demasiado rápido ni recorras distancias extensas. Como cualquier ser humano, los perros también deben tener un entrenamiento constante para lograr mayor resistencia y velocidad. Un perro sedentario al que repentinamente ponen a correr largas distancias puede sufrir calambres e incluso puede morir si se le exige demasiado.
  • Protege sus patas. El pavimento es una superficie áspera que se calienta fácilmente, las almohadillas de los perros son muy sensibles y la fricción con el pavimento puede producir ampollas o laceraciones que le causan mucho dolor a los perros y además pueden llegar a infectarse con facilidad. Si el perro no esta acostumbrado a caminar sobre el asfalto, no debe recorrer largas distancias durante sus primeras salidas a la ciclovía, poco a poco sus patas se van acostumbrando al terreno y con el tiempo no tendrá problemas en recorrer largas distancias; aun así, en días muy calientes es recomendable ponerles zapatos y cremas protectoras.
  • Entrena al perro para que siempre camine a tu lado. Evita que otros ciclistas o tu mismo atropellen al perro. Las bicicletas que van a alta velocidad pueden llegar lesionar gravemente a tu mascota, por eso es recomendable que la mantengas con una correa no muy larga, además de enseñarle que no debe andar delate de la bicicleta. En el mercado hay aditamentos para ponerle a tu bicicleta que mantienen al perro a una distancia adecuada de esta.
  • Evita el exceso de calor. Los perros no sudan, ellos regulan su temperatura por medio del jadeo y por transferencia de calor desde las almohadillas de sus patas hacia el suelo. Una excelente manera de evitar que tu perro sufra de hipertermia es mojándolo, si el día es demasiado caliente no dudes un segundo y moja a tu perro seguro te lo va a agradecer! Si no lo quieres mojar has paradas frecuentes para hidratarlo e intenta mantenerlo en la sombra.
  • Entiende el lenguaje corporal de tu perro. Si tu perro jadea mas de lo normal, empieza a detenerse y debes halar de el, quiere decir que necesita un descanso.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.