Las 5 cosas que no debes hacer cuando entrenas a tu perro

Entrenar a un perro requiere de esfuerzo y dedicación, pero a veces los dueños del perro no logran sus objetivos porque cometen pequeños errores que confunden al animal, al punto de no permitirle avanzar.

1. Los comandos que le das deben ser claros. Para ellos no existen los grises, eso quiere decir que necesitas decirle qué está bien y qué no. Si los confundes, el animal puede resultar frustrado y no realizará al pie de la letra lo que tú le enseñas. No le digas primero que algo esta bien para  después decirle que no lo está. Si lo acostumbraste desde cachorro a subirlo al sofá, cuando crezca tratar de quitarle esa costumbre no solo es difícil, sino injusto. Él no entenderá por qué ahora no lo puede hacer. Enséñale desde pequeño lo que quieres que aprenda y no le cambies las reglas del juego.

2. El tiempo correcto. Cuando tu perro hace algo bien o algo mal, el momento de decírselo es crucial en su aprendizaje. Recuerda que los perros tienen memoria inmediata, así que si  lo reprendes o lo felicitas inmediatamente realiza la acción, él entenderá perfectamente por qué lo estás haciendo. Nunca lo felicites o reprendas tiempo depués de haberse equivocado o haber hecho algo correctamente, si lo haces de ese modo, él no entenderá nada.

Te puede interesar: Mañas perrunas

3. Repetir comandos. La idea es que el perro no realice las acciones que se le piden a la décima vez, sino a la primera. A medida que vas repitiendo una misma acción, vas subiendo el tono de la voz, por lo que el perro se siente frustrado. Por eso, debes decirle una sola vez y explicarle qué quieres, pero no le repitas muchas veces lo mismo  en tonos distintos, puedes asustarlo.

4. Ir demasiado rápido. Este es un problema que a menudo enfrentan los padres de los perros, ya que creen que sus pequeños peludos ya aprendieron los comandos que se les ha enseñado y por eso cambian de tema rápidamente. Cuando esto pasa, el perro se siente frustrado porque no logra aprender lo que necesita. Te ponemos un ejemplo. Si necesitas que aprenda a sentarse y haces un ejercicio en el que el animal lo hace correctamente durante 10 segundos y lo felicitas, luego haces el mismo ejercicio y el luego de trascurrido este tiempo el animal se levanta y ya no recibe tu aprobación. Mucho ojo, estás yendo demasiado rápido. Debes hacerle entender que es lo que debe hacer sin que corras para que lo comprenda y no se sienta frutrado de no tener tu aprobación.

Te puede interesar: Las 5 cosas que debes aprender de un perro

5. No lo confundas con un humano. Uno de los grandes errores es creer que los perros tienen la misma capacidadhumana de entenderlo todo.¡ ¿Esto es falso! Uno de los errores más comunes del dueño del animal es que al llegar a casa y ver que su perro levanta las orejas o hace cara de yo no fui es porque sabe que hizo algún daño, pero ojo, lo que sucede no es que sepa que lo que hizo te molestó, es que sabe que estás asumiendo un cambio de actitud y por eso se asusta y él también entra a tener actitudes como levantar las orejas o esconderse cuando te ve. Aunque él no es un humano, ni debes confundirlo con alguno, el animal sabe perfectamente  que tu actitud no es la misma de siempre.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.