Escoger objetos con el tamaño y los materiales adecuados es fundamental para que la diversión no implique sacrificar la seguridad de tu perro.
Escoger objetos con el tamaño y los materiales adecuados es fundamental para que la diversión no implique sacrificar la seguridad de tu perro. Foto: 4Patas.com.co

Juguetes seguros para tu mascota

Escoger objetos con el tamaño y los materiales adecuados es fundamental para que la diversión no implique sacrificar la seguridad de tu perro.

En la vida de una mascota, los juguetes son un elemento esencial para su sano desarrollo físico y emocional. Existen huesos, pelotas, aros, discos, muñecos de felpa y todo tipo de objetos creados con el propósito de garantizar el disfrute y la diversión de nuestros amigos de cuatro patas.

Sin embargo, por el bien de tu mascota, debes verificar que cumplan con todos los criterios de seguridad, inspeccionando la etiqueta del producto así como sus condiciones físicas. Esto es lo que hay que tener en cuenta:

• Tamaño: los juguetes deben ser apropiados según las medidas de tu mascota. Las pelotas y otros objetos muy pequeños pueden ser tragados fácilmente y ocasionar asfixia. A la hora de escoger, es importante que no le quepa totalmente dentro de la boca, pero que tampoco sea demasiado grande, pues si el perro no puede jugar fácilmente con él y agarrarlo no le resultará muy atractivo.

• Material: comúnmente los juguetes que son fabricados en caucho, goma dura y látex ofrecen mayor resistencia. También existen de plástico, pero tienen el riesgo de quebrarse con facilidad y dejar piezas filudas que pueden maltratar al animal. Por su parte, los de felpa o peluche, son fácilmente destructibles y pueden contener rellenos peligrosos que los perros suelen tragar, causando asfixia u obstrucción intestinal.

• A prueba de perros: es una característica fundamental. Hay que evitar o adaptar los que son diseñados para niños, retirando cintas, cuerdas, ojos, botones u otras partes que puedan ser masticadas o ingeridas. Lo ideal es que adquieras estos artículos en tiendas especializadas de accesorios, donde garanticen que no contienen pinturas o químicos tóxicos al entrar en contacto con la saliva y que, preferiblemente, estén fabricados con productos naturales.

Independientemente de estos criterios, la regla de oro es que cualquier juguete debe desecharse una vez empiece a romperse o desintegrarse.

¡Ten en cuenta!

Es necesario diferenciar los juguetes que tu mascota puede disfrutar mientras está solo de aquellos que requieren de tu supervisión. Especialmente, los que contienen en su interior un silbato deben ser utilizados con el acompañamiento de un adulto, pues es posible que nuestro peludo se sienta atraído por el sonido y en aras de encontrarlo intente destruir el objeto, tragando lo que hay en su interior.

Conoce juguetes exclusivos para tu mascota en nuestra Tienda 4 Patas.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.