123 RF 123 RF

Los beneficios de que los niños crezcan con mascotas

En 4 Patas queremos derribar ese mito que estigmatiza a las mascotas a la hora de convivir con niños de tempranas edades. Conoce las ventajas de permitirle a tu bebé crecer con un peludito.

Es una bendición poder contar con un nuevo integrante en la familia, pues marca el inicio de una nueva etapa en la que el amor debe ser el núcleo de  las relaciones entre todos los individuos involucrados, aún más cuando podemos entrar a hablar de una manada.

Así es, para un perro o un gato tú haces parte de una manada, la cual está sujeta a modificaciones si llegan nuevos integrantes y cada uno de los miembros debe adptarse a los cambios que conlleven el arribo de ese alguien.

Cuando ya tienes mascotas y has decidido tener un hijo humano, pueden entrar en un dilema al creer que la interacción del animal con el recién nacido puede resultar perjudicial para este último.

Esto te puede interesar: Gatos en el embarazo: todo lo que debes saber de la toxoplasmosis

Por otro lado, también es probable que quieras experimentar adoptando un cachorrito para que tus hijos crezcan en un ambiente más diverso y divertido. En ambos casos es natural que existan las dudas y las inseguridades.

Es entendible, pues las dinámicas de higiene entre las especies son bastante diferentes y tú trataras de mantener a tu bebé alejado de cualquier cosa que le pueda comprometer su salud y su integridad.

Te recomendamos: Los beneficios de dormir con tu perro

No te preocupes, pues hemos consultado diferentes estudios que te entregarán un parte de tranquilidad y que te motivarán a permitir la interacción entre tus mascotas y tus hijos, teniendo en cuenta que siempre debes supervisar sus interacciones, para evitar accidentes.

Científicos de la universidad de Georgia afirmaron que la presencia de mascotas en el hogar reduce un 50% las probabilidades de sufrir alergias, esto basado en experimentos realizados a 184 niños, que convivieron con animales desde su nacimiento, hasta los siete años.

Gifs: Giphy

Estos resultados se lograron, gracias a que se hizo la comparación con otros 220 niños, los cuales jamás tuvieron interacción con perros o gatos y que resultaron ser más propensos a desarrollar alergias a lo largo de sus vidas.

"La exposición a las endotoxinas ayuda a crear un sistema inmune más fuerte y evita gran parte de las alergias", aseguró el doctor Ownby del departamento de pediatría de la Universidad de Medicina de Georgia, según Infobae.

No solamente se vio una reducción en la aparición de alergias, también se pudo apreciar una disminución en la probabilidad de desarrollar asma e hiperactividad.

¿Aún tienes dudas de los beneficios que tiene permitir a tu mascota interactuar con tus hijos?

Según el Centro Waltham, que se dedica a realizar estudios sobre la nutrición para animales de compañía, crecer con una mascota puede traer beneficios sociales, emocionales y educativos en niños y adolescentes.

“Las edades críticas para el impacto de los aportes de la mascota en la autoestima, parecen ser mayores para los niños menores de 6 años y los preadolescentes y adolescentes mayores de 10 años”, según se afirmó Rebecca Purewal, autora principal del estudio citado en la página del Centro Waltham.

Esto demuestra que un perro o gato le puede proveer a tu hijo una mayor capacidad para relacionarse y mejorar su autoestima, aspectos que son bastante importantes durante toda su vida para lograr sortear las demandas de la sociedad actual.

También  llegan a promover una vida saludable, ya que motivan la actividad física, pues un simple paseo diario o los juegos que se pueden realizar con la mascota invitan a los niños a estar en constante movimiento. El ejercicio es indispensable para los chicos. De este depende, en gran parte, su salud y además ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad infantil o la diabetes.

¿Sabías esto? Razones por las que todos deberíamos tener un gato en casa

Fotografías: 123 RF

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.