¿A qué jugamos cuando estamos en casa?

La diversión de los perros es salir de la casa, pero si no puedes sacarlo por un día, lo mejor es que lo ayudes a mantenerse activo por medio del juego. Si no sabes a qué puedes jugar, aquí tienes algunas opciones.

  1. A las escondidas: Parece complicado, pero no lo es. La mecánica es muy sencilla: te escondes y luego empiezas a llamar a tu perro (cuando ya estés escondido). En el momento en que él te vea lo premias con su juguete favorito o un snack para que la próxima vez que lo llames vuelva a buscarte.
  2. Buscar comida: Debes esconder los snacks de tu perro en distintos lugares de la casa. Para que sepa y entienda que estás jugando debe verte esconder uno.
  3. Tirar y agarrar: Para un perro nada es más divertido que cuando tú le lanzas una pelota o un objeto y le pides que lo traiga. ¡Para ellos es fascinante correr tras un objeto!
  4. Si tu perro es mediano, puedes esconderlo en una caja de cartón. Mientras esté ahí adentro, su juego será tratar de salir de ella. Otra manera en la que puedes jugar con una caja es que tomes una caja bajita y dentro de ella escondas algunos juguetes como el Kong. La idea es que tu perro vea que estás colocando dentro de la caja su juguete para que se encargue de buscarlo.
  5. Botella de plástico: Debes lavar una botella que tenga tapa. Luego debes con unas tijeras abrirle varios huequitos con el fin de que por ahí salga la comida que le vas a echar en el interior de la botella. Antes de poner la comida del perro en el interior, debes lavar la botella para retirar residuos de plástico. Luego debes rellenar el juguete y dárselo al perro, La idea es que el haga rodar la botella para intentar sacar la comida que hay en el interior.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.