A las tablas

Inauguran en Bogotá 'La Sala', un teatro que permite la entrada de perros y que, haciendo honor a su nombre, sirve para sentarse y disfrutar del arte con tu amigo peludo.

Todos queremos tener la fiel compañía de nuestras mascotas a cada segundo del día y para eso llegaron las iniciativas petfriendly. Gracias a ellas, esos momentos en los que teníamos que dejarlas solas, tristes y aburridas por ir a buscar un poco de entretenimiento, han quedado en el pasado. Ahora, gracias a las nuevas iniciativas, es posible llevarlas con nosotros, incluso, a disfrutar del arte.

El pasado 9 de junio, por ejemplo, se inauguró La Sala, en el barrio Teusaquillo de Bogotá, el primer teatro y centro artístico que permite la entrada de mascotas. Juliana Ferro, directora de esta ‘fábrica de hechos culturales’, tuvo el sueño de crear un lugar en el que humanos y animales pudieran disfrutar juntos de una tarde de cine, música, snacks y, por qué no, de un café. Así que lo hizo realidad.

La iniciativa de esta corporación, que ya lleva 25 años comprometida con las artes, comenzó con Kalu, un pastor alemán de pelo largo que llego al hogar de Juliana y su esposo hace tan solo 12 meses. Desde cachorrita empezaron a llevarla a su oficina y se dieron cuenta de los beneficios de su presencia en el entorno laboral. “En vez de ser un problema, vimos que era algo muy bueno para liberarnos del estrés. Ella está muy pendiente de nosotros y nos ayuda a trasladar la tensión y la ansiedad hacia otro lado. Así que pensamos: si Kalu tiene la posibilidad de estar en un teatro, ¿por qué otras mascotas no?”, recuerdan.

Desde la apertura de la iniciativa petfriendly, Kalu se ha convertido en la estrella de La Sala y comparte la atención de los espectadores con Molly, otro pastor alemán que llegó el día de la inauguración casi por azar del destino. “Es como si los perros sintieran que aquí son bienvenidos. Ellos perciben ese ambiente de armonía”, afirma Juliana.

Desde ese entonces, todos los martes se realizan actividades enfocadas al amigo del hombre como proyecciones de cortometrajes con sentido animalista y obras de teatro que promueven el bienestar de las mascotas. En el lugar también hay una librería, una sala de lectura y una tienda de comida gourmet para animales que todos pueden disfrutar.

Teniendo en cuenta que el teatro está comprometido con la tenencia responsable, no existe ningún tipo de exigencia ni requerimiento a la hora de ingresar. Basta con que el amo cuide y sepa comunicarse con su mascota para que, si se pone ansiosa, pueda retirarse por unos segundos y luego regresar para seguir admirando el espectáculo.

Contacto:
Facebook y Twitter: @lasala.bc
www.lasala.co

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.