Apuéstale a una adopción responsable

Adoptar es un acto de amor que debe durar toda la vida. Sin embargo, existen algunas razones por las cuales los adoptantes deciden devolver las mascotas a su sitio de origen. ¡Conócelas!

La idea antes de tomar la decisión de adoptar o recibir un animal en casa es analizar la responsabilidad que conlleva su presencia en casa. Piénsalo muy bien y dile sí a tener un animalito cuando estés realmente seguro y no tengas que arrepentirte. Quienes lo hacen argumentan en su mayoría, las siguientes razones, según nos comenta la veterinaria Carolina Alaguna.

  1. Factor económico. Haz una lista de todos los gastos que tendrás con la mascota que elijas. De esta manera no tendrás que devolverlo porque no calculaste cuánto costaría tener un perro o gato. Luego de llevar la mascota a casa, la gente empieza a darse cuenta de las necesidades del animal y del gasto que deberán hacer y deciden devolverlo.
  2. Camadas indeseadas. Esto sucede cuando las razas fueron cruzadas. Cuando la persona tiene una perra o gata que quedó embarazada por un macho de distinta raza o distinto del que esperaban, los dueños abandonan las crias.
  3. Porque no fue una elección concertada. Cuando el animal llega de regalo a su nueva casa, suele haber desilusión por parte del nuevo dueño. La razón es que no estaba completamente seguro de querer una mascota y decide devolverlo.
  4. Comportamiento. Cuando llega el cachorro a la casa, la gente espera que llegue sabiéndolo todo y educado, pero lo que muchas veces se ignora es que la etapa de aprendizaje de un cachorro comienza a partir de los 4 meses. Lo mismo sucede con el factor fisiológico, ya que empiezan a controlar esfínteres desde esa edad, antes le es imposible a cualquier cachorro poder retener.
  5. Pérdida de interés. Luego de un tiempo en el que el perro o gato ha permanecido en la casa, los miembros de la casa pueden perder el interés por la mascota. Suele suceder mucho en los niños, quienes pierden el interés por el animal con rapidez. En ese caso, si los padres no tienen el compromiso de cuidar a la mascota, se aburren con ella y se termina convirtiendo en un motivo más de abandono.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.