El primer libro escrito por una perrita criolla colombiana

La vida aventurera de una docente española cambia de la noche a la mañana con la llegada de Linda Guacharaca, una perrita criolla que tiene mucho por contar.

Para nosotros también fue difícil de creer, ¿cómo que un libro escrito por una perra? Pero la historia lo amerita porque nunca antes, o por lo menos aquí en Colombia, se la ha dado una voz distintiva a un perro para que, desde sus experiencias de vida y con algo de humor, genere conciencia sobre la situación de muchos animales en la calle.  Eso es lo que hace Linda Guacharaca.

¿Quién es Linda?

Linda Guacharaca es una perra criolla que fue encontrada por Yamila Fakhouri, una docente española de la Universidad de Los Andes, quien en un paseo por los llanos orientales se topó con este animal moribundo que estaba con medio cuerpo paralizado porque un carro le había partido las patas traseras. El diagnostico que le dio el primer veterinario a Yamila era que no había nada que hacer.

Yamila, en medio de su ingenuidad y de su terquedad, decidió que no era así, que esa perrita debía vivir y empezó a educarla como ella creía, pues nunca en su vida había tenido un perro y dentro de sus planes tampoco lo estaba, especialmente cuando estaba empezando una nueva vida en Colombia. Sin embargo, decidió embarcarse en esa difícil aventura de tener a Linda.

Te puede interesar: Perrita callejera acompañó a su futuro dueño en carrera de 100 km

Para esta española no fue fácil, su vida no estaba adaptada para tener alguien a cargo y menos a una perra enferma, por lo que una de sus primeras opciones fue entregarla en adopción; aunque, con el transcurso del tiempo se fue creando un vínculo tan fuerte que finalmente se quedó con ella.

¿Por qué Linda escribe?

Para Yamila todo era nuevo, así que necesitaba desahogarse y descubrió que la mejor manera de hacerlo era retomar una de sus grandes pasiones que había olvidado desde que era niña, escribir. Pero no lo quería hacer desde su personalidad, pues es abogada y sentía que no iba a lograr sacar todo lo que estaba viviendo desde ese rol.

Como Yamila es una viajera empedernida decidió que el blog “El mundo a 4 patas” era el espacio dedicado para que Linda contará cómo su vida había cambiado desde que fue recogida en esa bomba, hasta el punto que conoce más destinos colombianos que cualquier bogotano o que incluso ha viajado a otros países.  

Te recomendamos leer: ‘Nobel‘, el perro criollo del campamento por la paz

 ‘La vida es Linda’, una historia de esperanza

El blog de Linda Guacharaca con el tiempo tomó fama y cada vez más lo leían personas que se identificaban con las historias que contaba en sus artículos,por lo que nació la oportunidad de hacer algo mucho más profundo y que llegara a más gente, un libro.

Al igual que en el blog, el libro está narrado desde la perspectiva de Linda y es una recopilación de varias historias que, aunque parezcan de ficción, son reales. Un texto esperanzador y divertido, en el cual varios lectores encontrarán algo diferente, no solo por la presentación literaria, sino también porque será una inspiración de actividades para hacer con sus perros y emprender nuevos viajes.

Pero como en muchos casos de emprendimiento, y más en la literatura, la publicación del libro no ha sido nada fácil. Yamila visitó varias editoriales, pero con ninguna llegó a un común acuerdo, de modo que optó por lanzar una campaña de ‘crowfunding’ que aún necesita de tu ayuda para llegar a feliz término. Si quieres saber más sobre este proyecto, puedes entrar en este enlace para saber en qué consiste.

Aunque no lograran conseguir todo el dinero, Yamila y Linda están seguras que de igual manera su libro saldrá al público a mediados de diciembre, porque finalmente tienen un público que las ha apoyado desde el principio y que creen en este texto como algo diferente, divertido y, lo que es mejor para los amantes de los animales, es protagonizado por una perrita criolla.  

No dejes de leer: El reciclador de 4 Patas del centro de Bogotá

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.