Foto: 123RF Foto: 123RF

¿Adoptar, o no?

Muchos son los mitos alrededor de la adopción canina. En 4Patas te ayudamos a resolver algunos de los interrogantes más comunes. Acuérdate de que hay una mascota que espera la oportunidad de convertirse en tu mejor amigo.

Mito 1: Los perros de los resguardos tienen algún problema, por eso están ahí
Es posible que hayan sufrido algún tipo de evento traumático, aunque no es la regla general. Muchos de los perros que terminan en las perreras fueron entregados por sus propios dueños, debido a razones que nada tienen que ver con su comportamiento: mudanzas, espacios muy pequeños, alergias, problemas personales de los amos, falta de recursos económicos, etc. La buena noticia es que, contrario a los seres humanos, los perros no viven en el pasado. “Bastará con una familia amorosa, que le brinde todo su cariño para que el animal se sienta seguro, supere sus miedos y jamás se separe de su manada”, dice el propio César Millán en su web.

Mito 2: Un perro viejo no me será tan fiel como un cachorro
Mentira. Los perros agradecen el cariño con más cariño e incondicionalidad de por vida. Además, un perro de uno o dos años es ideal para aquellos que no tienen el tiempo y la paciencia suficiente que requiere criar a un cachorro. Estos, en cambio, vienen con los comandos básicos preinstalados: saben ir al baño por sí solos, están acostumbrados a la gente y puede que incluso sepan un par de trucos.

Mito 3: Al no ser de pura raza no se sabe qué esperar de su comportamiento
Para los expertos esta es una ventaja. Los perros criollos nacen sin los problemas genéticos o de comportamiento tan característicos de ciertas razas como la displasia de cadera de los pastores alemanes, el instinto incesante de excavar de los terriers o la terquedad del beagle.

Mito 4: Los perros de los albergues están infestados de pulgas y enfermedades
Hoy en día los centros de adopción están obligados a garantizar óptimas condiciones de salubridad para los animales y sus futuros dueños. En el Centro de Zoonosis de Bogotá, por ejemplo, los perros y gatos se entregan esterilizados, desparasitados, con su esquema de vacunación al día e identificados con un micro chip. Además ofrecen un servicio de control médico a los 15 días de la adopción.

Mito 5: No logro encontrar el perro que busco en un albergue
Lo más importante es no darse por vencido en el primer intento. Llevar un perro a casa es una decisión importante y no se debe tomar a la ligera. Además de la empatía con el animal, debes tener en cuenta tu estilo de vida: ¿tienes espacio suficiente para un perro grande?, ¿eres una persona activa o más bien pasiva?, ¿tienes niños?, entre otras preguntas. Seguro hallarás el peludo que conquiste tu corazón.

¿Dónde adoptar?
Lo recomendable es ir directamente al centro de zoonosis de tu ciudad. Allí te darán toda la información y contactos de otros centros de adopción. No obstante, si quieres puedes acudir a otras fundaciones y albergues privados, sin ánimo de lucro, que también trabajan en pro de la adopción de animalitos abandonados. 4Patas trabaja puntualmente con la Fundación Adopta No Compres.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.