"Cuando lo adopté estaba deshidratado y desnutrido"

La vida de Toby, un bóxer de 4 años que fue amarrado y abandonado en un poste, cambió para siempre junto a su nueva familia.

Toby permaneció amarrado a un poste esperando a su familia durante varios días. Una de las vecinas del barrio San Cristóbal (en Bogotá) decició publicar la foto del perro en facebook y empezar a buscar un hogar para el can.

Toby era un bóxer de 2 años y medio, según lo estimó el veterinaro. Su historia es como muchas, pero su final no es como el de todos. Su familia lo dejó amarrado porque se cambió de casa y prometió volver por él, pero los días pasaron y eso jamás sucedió.

El perro terminó rondando el barrio en compañia de un indigente. Sin embargo, fue persuadido por la señora Aracely Guzmán para que lo dejará ir con una familia que pudiera darle una mejor vida.

"Lo vi en facebook y dije: ‘tiene que ser mío‘. Es que es idéntico a Sam mi otro perro. Tanto que parecen hermanos", explica Yamil Lasso, el hombre que no dudó desde que lo vio en sacarlo de esa situación. Por eso, contrató un camión para ir a buscarlo y darle una vida diferente.

"Contraté transporte. Lo sacamos del cambuche en el que lo tenía el hombre de la calle e inmediatamente lo llevamos a la veterinaria. Allí estuvo internado durante 15 días. Presentaba úlceras en la piel y estaba herido debido a que tenía los testículos cortados de lado a lado, tenía los cuatro colmillos partidos por la mitad y presentaba un alto grado de desnutrición y deshidratación", cuenta Lasso.

Luego de su hospitalización, su nuevo dueño lo llevó a su nueva casa en donde lo esperaba su nuevo ‘hermanito, Sam, otro Bóxer que no solo es muy parecido, sino que tiene la misma edad de Toby

"Al principio mi otro perro estuvo celoso, pero hoy en día son inseparables." .

En el caso de Toby jamás vimos grosería o patanería, siempre ha sido muy educado. Incluso es más que Sam, que ha estado en la casa desde siempre. Creo que el perro merecía esta oportunidad y hoy e él es tan feliz como somos nosotros con él. La satisfacción de esta historia es ver cómo ha sido la recuperación del perro. Antes era muy nervioso y ahora su actitud es muy calmada, recobró la tranquilidad desde que tiene un hogar", puntualiza Lasso.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.