Ejercítate junto a tu mascota Ejercítate junto a tu mascota

Tu amigo más fit

Además de ser tu gran compañía, un perro puede convertirse en el mejor aliado de una buena salud y de un excelente estado físico.

Tener un peludo en casa implica sacrificios: sacarlo al parque varias veces al día, estar pendiente de sus alimentos, jugar con él, cuidar su pelaje y llevarlo a los controles médicos necesarios. Todos estos esfuerzos, motivados principalmente por el amor, pueden resultar también en grandes beneficios para tu propio cuerpo. Aquí algunos tips para ejercitarte y cuidar tu salud al tiempo que compartes con tu mascota.

1.    Paseos activos:
una cosa es sacar a tu perro, sentarte en la banca del parque y verlo jugar de lejos; otra muy distinta es caminar y correr junto con él. Involúcrate en los paseos de tu mascota. Primero, camina a su lado para calentar el cuerpo, puedes darle un par de vueltas al lugar a un ritmo ascendente. Después, inicia un juego en el que lo retes a atraparte o viceversa, de manera que puedas fortalecer tu frecuencia cardiaca.

2.    Usa la bici:
para hacer más divertidas las horas de ejercicio, realiza paseos en bicicleta junto a tu mascota. Mientras tú pedaleas, ella corre y se fortalece. No todos los perros están hechos para grandes maratones; si este es el caso, existen pequeños coches caninos que puedes enganchar en la parte trasera de tu bici para transportarlo. Esto no solo le proporcionará un lindo paseo a tu peludo, sino que además te ayudará a fortalecer los músculos de tus piernas mientras empujas un mayor peso.

3.    Come a horas: así como tu perro tiene horas específicas de alimentación, también es importante que tú las establezcas. A veces es más sencillo ser responsables de alguien más que de nosotros mismos, así que puedes sincronizar los tiempos del desayuno y de la cena con los de tu mascota. Si no te saltas los suyos, tampoco lo harás con los tuyos.

4.    Disfruta el agua: si tienes un perro que ama nadar, disfruten de una piscina juntos. Mientras tú das brazadas de un lado a otro, él podrá experimentar un rico chapuzón. Recuerda estar pendiente de él mientras estén en el agua y nunca lo dejes solo en la alberca.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.