¿Cuándo ponerle bozal a un perro?

El bozal debe ser usado por razas potencialmente peligrosas, según la ley 746 de 2002, cuando los perros salen a espacios públicos. Sin embargo, si tu can no tiene que usarlo, no se lo pongas, lo ideal es que lo eduques correctamente.

Pros del bozal

Según la veterinaria y etóloga Carolina Alaguna  “Las ventajas de usar este elemento son pocas”. Serían estas:

  • Es usado para corregir al perro por conductas inadecuadas. Cuando esto sucede se utiliza un bozal de adiestramiento.
  • Cuando vas de viaje con el can, las empresas de transporte exigen el uso de bozal en los perros como medida de seguridad.
  • Cuando los peludos están en medio de un tratamiento de modificación de conducta por agresividad se les pide que lo usen para evitar que otros perros sean víctima de su comportamiento.

Contras

  • Hay varios tipos de bozal: De canasta, de tela y de adiestramiento. Los de tela no les permiten jadear, una acción que es indispensable para el perro porque le permite regular su temperatura corporal. Es decir, el jadeo es la acción equivalente a la sudoración humana.
  • Los bozales de reja o cesta son más funcionales cuando son de metal. Muchas veces el material con el que está hecho les incomoda a las mascotas y al intentar quitárselo se hacen daño.
  • Siempre es un contra usarlo si lo asocian con una experiencia negativa. Es tarea del dueño hacerle ver al perro su uso como algo positivo. Para que lo entiendan así, Carolina Alaguna recomienda que se lo pongan varias veces al día sin relacionarlo con una actividad específica como salir o subirse al bus, porque de ser así el perro podría odiar las actividades relacionadas con el uso de este elemento. Según explica Alaguna, para que lo vea de una manera positiva, puedes premiarlo. “Mientras usa el bozal se le puede dar una galleta. No antes, no después, mientras lo usa, de esta manera aunque para ningún perro usar bozal es una experiencia positiva, sabrá que obtendrá una recompensa por hacerlo”.
  • Para que no se convierta en una experiencia más incómoda de lo que es, debes comprarle el bozal adecuado. Por eso, es importante que lleves a tu perro a medírselo.

No olvides que el bozal  es una medida que exige la ley, pero cuando sientes que tu perro está teniendo problemas de comportamiento debes acudir a un especialista. Nunca se lo pongas para calmar sus malas actitudes o como castigo.

Temas que te pueden interesar: Razas de perros potencialmente peligrosas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.