Uno de los factores que no se puede pasar por alto es si tu casa compagina con su nuevo inquilino Uno de los factores que no se puede pasar por alto es si tu casa compagina con su nuevo inquilino

Elige un perro según tu casa

Detalles tan importantes como tamaño, raza y tipo de comportamiento, hacen parte de la larga lista que se debe revisar y analizar para tomar la decisión de tener una mascota.

Definitivamente, uno de los factores que no se puede pasar por alto es si tu casa compagina con su nuevo inquilino. A veces la euforia por su llegada no deja reconocer este tipo de detalles, que, según los expertos, son los primeros que se deben contemplar. Ten en cuenta las siguientes variables.

¿Tu vivienda tiene patio?
Los especialistas sugieren que por su naturaleza, un perro grande necesita un mayor espacio, si este no es tu caso, es mejor que optes por una raza pequeña. Someter al animal a un espacio inadecuado puede generarle estrés y ansiedad. 

¿Qué opinan tus vecinos?
Si vives en un apartamento en el que los ruidos, tanto los tuyos, como los de tu vecino se perciben muy fácilmente, lo ideal es elegir una raza poco inquieta y que no ladre mucho, si escoges una muy bulliciosa puedes tener problemas de convivencia en tu edificio o conjunto. Por el contrario, si reprimes a tu mascota puede sufrir problemas de depresión. Ver: Mascotas y propiedad horizontal

¿Los pelos del animal pueden ser un problema?
El pelaje de la mascota es otra cosa para tomar en cuenta. Además de las alergias que puede generar, especialmente si en tu casa alguno de los miembros de la familia sufre de rinitis, el pelo excesivo es un terrible problema para los pisos alfombrados. En estos casos, lo ideal es escoger perros que produzcan la menor cantidad de pelo; será un alivio a la hora de hacer la limpieza. 

¿Qué tan segura es tu vivienda?
Antes que el nuevo miembro de la familia llegue a casa, se recomienda revisar todos los posibles riesgos a los que estaría expuesto; altura de los edificios, acabados y tipos de decoración, cableado y diferentes accesorios de la cocina, hacen parte de la lista. Lo ideal es disminuir al máximo la probabilidad de accidentes. 

Aunque no lo detectemos como un peligro inminente, los pisos en cerámicas pueden ser peligrosos, tanto para los humanos, como para los animales. Generalmente cuando este tipo de baldosa se humedece se torna muy resbalosa, situación que puede provocar un grave resbalón que desencadene una lesión. En estos casos se recomienda mantener a las mascotas alejadas de zonas que por su naturaleza son húmedas y no permitir su paso cuando se estén realizando actividades de limpieza. Ver: Perros y pisos 

Lo más importante será ofrecerle a tu nuevo compañero un lugar amable y confortable para su convivencia, de este modo vivirá sano y feliz.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.