Todos al colegio

Los colegios caninos pueden ser un lugar no solo de instrucción, sino de relajación para tu can. A continuación te contamos en qué consisten y cuáles son algunos de los más destacados.

La falta de tiempo para atender a tu mascota puede ser contraproducente. Problemas de comportamiento, ansiedad, e incluso de salud pueden hacerse visibles rápidamente, creando dificultades en la convivencia en el hogar.

Para eso existen los colegios caninos; espacios adecuados para que tu perro no solo aprenda normas básicas de comportamiento, sino que también pueda socializar con otras mascotas y hacer ejercicio. Aquí te enseñamos cuáles son algunos de ellos.

Amigo Can
Fundada hace 19 años, Amigo Can se ubica en Chía. El lugar cuenta con una buena infraestructura y amplios espacios para el esparcimiento de los perros. Además de contar con el servicio de colegio canino, en el que se enseñan distintas órdenes y trucos al can, también es un hotel para peludos. Su servicio de transporte cubre el norte de Bogotá, Cajicá, Sopó y Chía. La duración del adiestramiento puede tardar cinco meses. En este lugar, como lo explica su dueño y gerente, Ricardo Esmoris: "buscamos equilibrar el carácter, haciendo que el perro disfrute de la enseñanza".

La Rouche
Ubicada en la Calera, La Rouche funciona hace 15 años y su intención es brindar una atención enfocada al bienestar de la mascota. Para ingresar se requiere de una entrevista previa con el amo y una evaluación del can para analizar sus capacidades de aprendizaje y su temperamento; esto con el fin de enfocar el plan de instrucción. Aquí no se establece un tiempo límite para la enseñanza y siempre se está informando al dueño de los avances. Hay un trato preferencial para los cachorros y séniors.

Mascotas VIP
Este lugar ofrece múltiples servicios; aparte de ser una guardería, hotel y colegio canino, también es una fábrica de accesorios para mascotas. El perro es recogido en la mañana y llevado a la casa en la tarde. Su programa de adiestramiento cubre lecciones como: caminar junto al dueño, responder a la instrucción de ‘sentado’ y responder al 'no' como corrección, entre otras. Además, cuenta con un servicio especial para tratar la agresividad canina a través de la equinoterapia. Están ubicados en Tenjo.

Mi refugio Canino
Ubicados en Chía, funcionan hace ocho años. Uno de sus diferenciales es que no usan guacales para las mascotas. Recogen al perro y promueven la socialización de los canes como una manada. El colegio busca enseñar un promedio de 15 órdenes y suman algunos refuerzos en casa. Además, brindan asesorías externas para que el dueño mejore su relación con el can.

*El precio oscila entre $250.000 y $500.000 pesos mensuales, dependiendo del número total de días a la semana que asista el perro al colegio canino.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.